Por: Luis Botero

Capítulo cuatro 

El desafío teórico de la izquierda latinoamericana.

La orfandad de la izquierda.

La lógica ultraizquierdista.

Para el análisis el siguiente numeral la lógica ultraizquierdista el autor divide en 3 momentos.

1-El primer momento refiriéndose y calificándola como una categoría política en la historia de la izquierda en todo el mundo. Refiere al análisis de Lenin y de Trostki en sus libros “el izquierdismo, enfermedad infantil del comunismo”, y de Trostki “revolución y contrarrevolución en Alemania”, cómo momentos para un riguroso análisis y crítica de este fenómeno.

Resalta que la revolución rusa su enfoque no era derrotar el capitalismo y construir el socialismo sino que “catalizó las necesidades esenciales del pueblo ruso paz, pan y tierra, así enfrentarse a los poderes cómo el zarismo el capitalismo y las alianzas con potencias capitalistas occidentales y exalta ésta como “el arte de la dirección revolucionaria: la capacidad de articular las demandas y mediante el programa mínimo con los objetivos estratégicos Al programa máximo lo que permite resolver de manera revolucionaria la cuestión del poder.” En otras palabras, re articular de forma dinámica, no segmentada corporativa, y menos aún contrapuestas, los términos “reforma” y “revolución “.En tanto que señala que “los sectores de la ultraizquierda rusa pretendía instaurar de inmediato el socialismo y expropiar a todos los sectores vinculados, de una u otra forma, al capitalismo”. A este respecto señala  varias de las acciones de la revolución rusa llevada adelante por Lenin, que van a ratificar las ideas de cómo Sacar adelante la revolución, fueron acertadas.

Podemos encontrar de aquí en adelante varias tesis:

T-“Las posiciones dentro izquierda tienen dificultades para comprender derrotas, la regresiones, los cambios negativos en las relaciones de fuerza. Tienden a reducir los análisis y los diagnósticos la tesis que sostiene la “traición” de las direcciones.”

T-“Las corrientes más radicales en el interior de la izquierda     -entre ellas el maoísmo y el trotskismo- se caracterizan por la crítica de las tendencias predominantes en la izquierda, las corrientes reformistas. Éstas últimas siempre fueron pasibles de caer en esa visión crítica, pero nunca tuvieron la capacidad de construir fuerzas de masa.”

T-“Muchas veces, las visiones críticas surgen para señalar el contraste con lo que se consideran principios de la teoría revolucionaria; otras, para indicar lo que se considera e incoherencia interna de los proyectos. Esas corrientes son interlocutores fundamentales de la práctica política, pero, con frecuencia, no consiguen resistir la tentación de las perspectivas de ultra izquierda porque privilegian la teoría en detrimento de las condiciones reales de lucha, lo que no les permite captar los dilemas que impone la práctica concreta.”

2- Podemos señalar un segundo momento, en el cual se hace la pregunta, “cuál es la lógica contemporánea del ultraizquierdismo, tan diseminada en esos tiempos de gran capacidad de captación liberal y contradicción entre el agotamiento histórico del capitalismo y la regresión de las condiciones históricas del socialismo?”

Aquí se refiere a una confrontación teórica de James Petras sobre un texto de Perry Anderson en el cual lo descalifica como intelectual acusándolo de haber “un cierto centrismo apolítico” y una “visión derrotista.”

Refiriéndose a los análisis que hace sobre la época de 1960 hasta el año 2000 en este análisis el señala  cinco procesos interconectados que transformaron radicalmente la escenario político.

1- el capitalismo estadounidense reafirmó su predominio en todos los campos (Económico, político, militar y cultural). 

2- La socialdemocracia europea de un giro en dirección al neoliberalismo.

3- El capitalismo japonés entró en profunda y prolongada recesión, mientras que China se prepara para ingresar a la OMC e india, por primera vez en su historia, comenzaba a depender de la buena voluntad del FMI.

4- La nueva economía rusa no provocó reacciones populares, a pesar de la catastrófica regresión impuesta el país.

5- El neoliberalismo impuso enormes transformaciones socioeconómicas, acompañadas de dos movimientos, uno político y otro militar:

-Ideológicamente, el consenso neoliberal se extendió a partidos que reivindicaban para así la tercera vía, como el partido laborista de Tony Blair en Inglaterra y el partido demócrata de Bill Clinton en Estados Unidos; con eso, parecía que el pensamiento único y el consenso de Washington se confirmaban, pues el cambio gobierno no significó una alteración del modelo sino su reproducción.

-Militarmente, la guerra de los Balcanes inauguro las “guerras humanitarias” un tipo de intervención militar hecha en nombre de los “derechos humanos”.

Concluye reduciendo el horizonte histórico a la democracia liberal y la economía capitalista de mercado como proponía Francis Fukuyama.

“En nuestros días el único punto de partida para la izquierda realista es una lucía constatación de la derrota histórica…”

Petras  defiende esta época refiriéndose a “periodos de ascenso contrarrevolucionarios  luego de derrotas temporarias o de dimensión histórica,” atribuye a los años 50 un “predominio del conformismo y a las dos décadas siguientes La expansión revolucionaria y el periodo de 1980 al2000 derrota y la disolución.”

“Cita fenómenos políticos que contraerían la visión de Perry Anderson: la presencia partidos comunistas poderosos en Grecia, Italia, y Yugoslavia; las revueltas en Hungría, Polonia y Alemania oriental; el resurgimiento de la izquierda en Inglaterra y en los Estados Unidos; la victoria vietnamita contra Francia en 1954 lo que él considera la preparación para la década siguiente o sea el apoyo a la guerra de Argelia y las luchas campesinas que habrían de desembocar en las revoluciones cubana de Indochina.

A este respecto el autor considera insuficientes los argumentos para contraponer  a Perry Anderson, Señalando como de lógica ultraizquierdista La posición de Petras, Para lo cual interpone la siguiente tesis: 

T-“Un análisis político de coyuntura no puede restringirse a ejemplos de la supuesta fuerza del campo de la izquierda. Un análisis político que no sea una mirada descriptiva, que pueda tener una función periodística, o incluso académica, y pretenda analizar pormenorizadamente el campo de los grandes enfrentamientos de clase deberá concentrarse en la correlación de fuerzas para comprender que la relación de fuerzas es Transitiva, pues se refiere a la fuerza propia en relación con la fuerza del campo opuesto.

En este sentido, no se puede dejar de destacar el fortalecimiento del bloque occidental y la reafirmación del liderazgo estadounidense, en el Marco de la reconstrucción, con bases muy modernas, de Alemania, Japón e Italia, emprendida en los tres casos por fuerzas conservadoras.”

T-“El desarrollo histórico se funda, en sus características esenciales, en movimientos desiguales, por lo tanto ningún periodo puede describirse en modo homogéneo en una u otra dirección. De ahí la alineación de usar la palabra uniforme para definir cualquier periodo histórico.”

3-Podemos señalar un tercer momento en el que el autor señala  que “las consecuencias en el campo de la izquierda fueron devastadoras” señalando un retroceso ideológico, con cuestionamiento de todo lo que en cierto modo tuviera que ver con el socialismo y para esto señala cuatro puntos básicos el retroceso político con el vuelco de la socialdemocracia a la derecha; la ruptura de las alianzas con los partidos comunistas; el debilitamiento de estos y de los sindicatos; y la proliferación de los gobiernos derecha. Sin embargo señalando que la década de los 90 y en inmediatamente siguiente o sea Inicios del siglo XXI surge “ el primer gobierno anti neoliberal, el de Venezuela “ que: “ aunque hayan existido distintas formas de resistencia al neoliberalismo, todas se dieron en un marco defensivo. Pero fue solamente gracias esa fuerza acumulada en la fase defensiva que se pudo llegar a la actual lucha hegemónica “.

“La visión ultraizquierdista no incorpora estas transformaciones regresivas y se aferra a uno de los elementos permanentes de su concepción, o sea, la vigencia continua de la cuestión de la revolución”

T-“es preciso tener en cuenta los cambios en la correlación de fuerzas que indican modificaciones en las condiciones objetivas, más aún en el periodo actual. En este se combinan de forma contradictoria la regresión en las condiciones subjetivas de la lucha anticapitalista y la evidencia manifiesta de los límites del capitalismo. La victoria del campo imperialista y la derrota del campo socialista, sumadas a las transformaciones ideológicas y estructurales introducidas por las políticas neoliberales, alteraron las condiciones objetivas y subjetivas de la lucha política. Es de ese modo, precisamente, Como deben ser entendidas las condiciones de lucha, en el marco histórico realmente existente y no de forma rígida y dogmática por cada proceso histórico”

Hace un importante señalamiento referente a la revolución bolivariana al movimiento 26 de julio en Cuba y el frente Sandinista en Nicaragua y el movimiento al socialismo MAS  de Bolivia diciendo, “incluso cuando hacen un llamamiento formas de lucha radicales, como en el caso de Cuba y de Nicaragua, recurren principalmente formas políticas amplias, tanto en sus plataformas, en sus lemas y alianzas. Lo que los caracteriza como movimientos revolucionarios es el hecho de enfocar la cuestión del poder de manera directa, concreta, adecuada, y de construir una fuerza estratégica que corresponda a la historia de lucha del campo popular en el país y sea acorde con el tipo de poder existente,”

También hace referencia al intento de socialismo que hubo en chile con Salvador Allende y cómo el carácter de reformas de esta plataforma política, quedó asfixiado dentro del aparato del estado hasta que terminó siendo derrocado por un golpe militar.

Seguidamente, Hace unos análisis de los desarrollos políticos en Ecuador Argentina Bolivia exaltando todo el desarrollo de las políticas en Bolivia reconociendo los análisis de Álvaro García Linera sobre la historia social y política boliviana y como gracias a toda la teorización ideológica se pudo llevar adelante la revolución boliviana.

T-“Si una línea política pierde la referencia de donde está la derecha y de los riesgos que representa, y confunde un aliado contradictorio, moderado, con un enemigo, quiere decir que no consiguió aprender la realidad del campo político existente.“

“La batalla ideológica debe seleccionar los temas estratégicos determinantes para la unificación de todas las fuerzas del campo popular en cada momento. “

T-“la estrategia de reformas y de ruptura violenta mediante la lucha armada ya no es un camino posible, el pasaje al periodo histórico actual imponen nuevas condiciones de lucha y crea las mejores condiciones para una rearticulación concreta, enriquecedora, de las relaciones entre Reforma y revolución.”

Resumen: Luis Andrés Botero

                                                                                FIN

Bibliografía Sader, Emir. El nuevo topo, los caminos de la izquierda latinoamericana. Argentina, Siglo XXI editores, 2009.