Por Juan Jorge Faundes Merino (Santiago de Chile)

La consulta ciudadana organizada por la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM) abarcó el 65 por ciento del universo de municipios y el quince por ciento del padrón electoral del país, por lo que es representativa e indica claramente una tendencia mayoritaria que marca a las autoridades y al mundo político un horizonte próximo y una ruta obligatoria para restablecer el equilibrio y paz social sobre la base de una mayor justicia y democracia.

Aunque no es vinculante, ha sido altamente valorada de manera transversal  por comentaristas y políticos, porque revela una extraordinaria participación ciudadana, un civismo pacífico y ejemplar, y traduce en datos claros y verificables la opinión de los chilenos que han protagonizado estos dos meses de movilización iniciados con el llamado  «estallido social» del pasado día 18 de octubre. En ese sentido, muestra al gobierno de Sebastián Piñera y a la  «clase política» las tareas a cumplir sin demora. Y ya no son consignas ni pancartas, es un pronunciamiento ciudadano organizado y avalado por la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM), cuyos alcaldes representan todo el espectro político.

En efecto, realizada por 225 municipios (el 65,22% de los 345 municipios del país), la consulta convocó a más de dos millones cien mil chilenos que se manifestaron en un  91,1 por ciento, según los resultados parciales, a favor de una nueva Constitución. 

Además, un 71,8 por ciento se pronunció porque ésta sea elaborada por una convención constitucional integrada en su totalidad por personas electas íntegramente para este efecto, lo que equivale a una Asamblea Constituyente.  

Y un 70 por ciento identificó las pensiones y calidad de vida de los adultos mayores, así como mejorar la salud pública y su financiamiento, como las demandas sociales más importantes, a lo que se agrega  la educación pública, planteada como demanda social más importante por el 50 por ciento de los votantes.

Los resultados son parciales porque sólo recogen los votos de quienes participaron a través de una plataforma digital (el 44 por ciento de los votantes) y no de quienes lo hicieron presencialmente (el 66 por ciento restante). Por otra parte, no todos los 225 municipios incluyeron la pregunta del modo de elaborar la nueva Constitución. Los resultados finales totales aún están pendientes y serán entregados esta semana, posiblemente este martes. La demora es por la diversidad de formas en que se realizó y de medios utilizados.

Para  identificar las demandas sociales más importantes, se pidió a los votantes pronunciarse por tres de ellas. El resultado fue el siguiente:

Para usted, ¿cuáles son las tres demandas sociales más importantes? Votos %
Mejorar las pensiones y dignificar la calidad de vida de los adultos mayores 492.014 71,52
Mejorar la calidad de la salud pública y su financiamiento 486.054 70,65
Acceso y calidad de la educación pública 331.564 48,19
Reducir la desigualdad de ingresos 161.727 23,51
Reducir la impunidad y la delincuencia 132.708 19,29
Deuda universitaria (CAE y otros) 104.744 15,22
Cuidado del medio ambiente y recursos naturales 101.423 14,74
Reducir costos de servicios básicos (agua, electricidad, etc.) 96.521 14,03
Acceso y calidad de la vivienda 70.192 10,20
Transporte público (calidad, acceso y precio) 34.252 4,98
Ampliar el acceso al agua 33.434 4,86
Blancos 10.575 1,54
Nulos (cada nulo equivale a 3 preferencias) 2905 0,42
Total 2.063.923 687.974
(El porcentaje es sobre un tercio del total de votos, en el supuesto de que todos señalaron tres demandas sociales).

Respecto de la Constitución, la consulta recoge la opinión principalmente de los sectores medios y pobres porque las municipalidades de las comunas que reúnen mayor proporción de sectores medio-altos y altos (Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea) no incluyeron tal pregunta, a la espera del plebiscito de abril de 2020, según explicó el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín.

En estas tres comunas tiene mayor votación la derecha, pero su incidencia es mínima ya que totalizan 410 mil 356 electores, equivalentes al tres por ciento del padrón electoral del país (14 millones 308 mil 151 electores). En estas tres comunas votaron 126 mil 699 personas, menos del uno por ciento (0,89 %) del padrón y el 6 por ciento del total que votó. Es decir, en una muestra representativa, serían prácticamente el «margen de error». En cambio, el total de dos millones 100 mil ciudadanos que votaron, son el quince por ciento del padrón electoral. Proporción que en cualquier elección es representativa y marca una segura tendencia.-