Escrito: Mg. Liliana Pardo Montenegro. ElColectivo Comunista Walter Benjamín, Partido Comunista | Colombia.

versión  PDF

Leyendo a los filósofos de la política en tiempos de ‘coronavirus’

El ‘coronavirus’ tiene al mundo encerrado en sus hogares. Ha suscitado una cifra de muertes que varía semana a semana y no sabemos en cuántos y cuándo terminará. Los entusiastas filósofos de la política han dedicado páginas para responder a su causa y consecuencias. Leímos en ese desenfrenado fake news una nota con supuesta autoría de Chomsky alarmando por un ataque biológico de Estados Unidos a China, sospecha abierta por múltiples portales desde los juegos Olímpicos de Wuhan en 2009. Luego Harvey respondió aseverando que era una “venganza de la naturaleza”, condenando al “grosero y abusivo maltrato” que le ha dado “un violento y desregulado extractivismo neoliberal”. Además, anticipó ‘el mal mayor’ la renuncia de Sanders y una posible perpetuación de Trump mediante la salida militar para mitigar el desastre del sistema sanitario del imperialismo norteamericano.

Zizek se fue a un asalto contra la filosofía oriental de Byung Chul Han, quien sentó la premisa “[e]l virus nos aísla e individualiza” siendo tajante en que la revolución no la haría un virus sino la “condición humana”. Zizek fue mucho más allá pidió por salir del virus que nos impide pensar “una sociedad más allá del estado-nación” y abogó por “reinventar el comunismo basado en la confianza en las personas y en la ciencia”. En este debate entró Boron desde el ‘pesimismo de la inteligencia’, no alentó la opción del fin del capitalismo. El conocimiento leninista le permite acordar que se necesita más que una pandemia para derrotar al “enemigo mortal de la humanidad y la naturaleza”. En esto, el debate de los que están ‘arriba’ y los que quedaron ‘abajo’, polemiza con una antigua observación de los que viven hacia el polo norte o hacia el polo sur, siendo el trópico el único que no tendrá que asumir un invierno en esta situación.

A Harvey le responde Boaventura de Sousa Santos: “Não se trata de vingança da Natureza” [No se trata de una venganza de la naturaleza], claro conociendo que la violación del capitalismo a la Naturaleza “não ficará impune” [no quedará en la impunidad]; esto lo termina Enrique Dussel dibujando en el tablero de ajedrez un jaque de la naturaleza a la humanidad. Ramonet, avisa de un posible jaque mate, con su luminosidad: “¡Ojo! Próxima parada: colapso”. Su análisis es extenso, va desde las relaciones del Estado-Mercado-Organizaciones Multilaterales, una cuestión que pondría de nuevo el centro en el Estado y en descredito a las OM. Hace un recuento de los múltiples estudios de la inteligencia norteamericana sobre advertencias del surgimiento de una enfermedad respiratoria mortal. A la vez que alude la recreación que la ciencia ficción ha elaborado de libros como Contagio de David Quammen. El infrarrojo encendido está puesto en el ‘monitoreo digital’ o la ‘cibervigilancia’ llevada en Asia a grados ilimitados de transgresión de la privacidad. Ante lo que denomina la “primera cuarentena global de la historia” se presenta una inevitable ‘vuelta al trabajo’. En EE.UU. es claro que son los migrantes y afroamericanos los que han tenido que volver a sus puestos precarizados. Veremos como se reproduce el fenómeno de la clase trabajadora, en lo que anticipa ser una‘crisis sistémica’ a la que le vendrá una ‘estampida revoltosa de ciudadanos indignados’.

La cuestión que surge de la confusa traducción de Michael Roberts “Vidas o Medios de Vida”, el análisis marxista desde la economía política que no podía faltar revela que estos ‘patógenos mortales’ son producto del capitalismo extractivista agroindustrial y minero-energético. La ‘mercantilización de la naturaleza’ ha puesto a la naturaleza contra la humanidad. Nos advierte, sólo el fin del ‘lucro capitalista’ esto es de la ‘plusvalía’: “podrá recuperar la armonía de la naturaleza con la humanidad”. Más claro imposible, pero será duramente cuestionado por el capitalismo financiero internacional, el cual seguirá metiéndonos cuentos en el medio para seguir incrementando la especulación de sus ganancias. El dilema desde el corazón del colonialismo lo pone Badiou haciéndonos imaginar como el ángel que vuelve al pasado, “un mundo en el que las vidas europeas son valoradas por encima de todas las demás”. Esta cuestión de la “pandemia de clase, género y raza” que marcó Harvey, podría develar los delitos de las “cara[s] descubierta[s]” frente a los “enmascarados […] criminales” volviendo a Byung-Chul Han.

Colombia ante la crisis del enfermo capitalismo la esquina noroccidental de Suramérica tiene un historial reciente de ‘fosas comunes’, ‘desapariciones forzadas’ y ‘desplazamiento forzado armado’, sin pandemias. Esto puede alertar a los más ingenuos respecto a la respuesta que está dando el Estado colombiano con la declaración del “Estado de EmergenciaEconómica, Social y Ecológica en todo el territorio Nacional”.

Cerrado el Poder Legislativo, con el Congreso en cuarentena, el Poder Ejecutivo a gobernado por medio de un extremado presidencialismo a cuenta de Decretos. Desde el Decreto 417 del 17 de marzo 2020 con el cual se declaró el “Estado de Emergencia”, a la fecha se han expedido 50 nuevos decretos presidenciales queregulan nuestra vida sin debatirse, al menos de forma virtual, con el cuerpo legislativo. El último es el Decreto 593 del 24 de abril de 2020, expide “instrucciones en virtud de la emergencia” y una nueva reglamentación para el “mantenimiento del orden público”.

Entramos a un debate jurídico-filosófico abriendo la cuestión con una sentencia de la Corte Constitucional que refiere que los ‘derechos fundamentales no son absolutos’ a lo cual vienen los asesores a decir que existe una diferencia entre “que los derechos fundamentales sean inviolables, y otra muy distinta es que sean absolutos”, entonces al no ser absolutos pueden ser “adecuables a las circunstancias”. Honestamente estamos en un tipo de ‘Estado de excepción’ tema evadido en las reflexiones de los filósofos de la política, que es imposible pasar por alto.

Giorgio Agamben sabe muy bien del Estado de excepción, ha puesto las antenas más grandes en el mundo entero, sabido es que todos los caminos conducen a Roma (o al derecho romano). El fascismo italiano obligó la realización de múltiples estudios en el derecho político, entre estos, la ‘excepción’ de la suspensión del derecho como modificación de la Carta Constitucional. Walter Benjamín ya lo había avisado en sus Tesis Sobre el Concepto de Historia, “el ‘estado de excepción’ en el cual vivimos es la regla’. Esto vuelve a surgir con el ‘coronavirus’, no sólo porque Agamben es uno de los autores de la Sopa de Wuhan, sino porque su referencia ante los Decretos del presidencialismo es ineludible. De Sousa Santos lo menciona con claridad, existe “o perigo da emergência de um Estado de excepção” [el peligro de la emergencia de un Estado de excepción]. Puesta la cuestión en un “tempo de excepção excepcional” [tiempo de excepción excepcional] tendríamos que aclarar ahora cuales es el “Estado de excepção democrático e Estado de excepção anti-democrático” [Estado de excepción democrático y el Estado de excepción antidemocrático]. Asunto que podrá ser arrojado con lupa del análisis de las relaciones internacionales del desenvolvimiento de la pandemia.

Volviendo al Decreto 593, este señala que en la legislación de Colombia rige el principio que reza “ni aún en los estados de excepción se ‘suspenden’ los derechos humanos y que, en todo caso, siempre se estará de conformidad con los principios del derecho internacional humanitario”. Además, en el tema específico de la pandemia, hace referencia a la Ley Estatutaria 1751 de 2015, en donde se inscribe en el “artículo 5 que el Estado es responsable de respetar, proteger y garantizar el goce efectivo del derecho fundamental a la salud”. Las fases previstas (i) preparación, (ii) contención (desde el 6 de marzo) y (iii) mitigación (cuarentena desde el 20 de marzo). Son ya una realidad conocida por la mayoría de la población colombiana, con una drástica transformación de la normalidad.

Este arsenal jurídico nos ha modificado la vida. La cuarentena y ‘Estado de emergencia’ han decretado que el encierro es el único remedio disponible para no contagiarnos y evitar el colapso del sistema sanitario. La universidad, las escuelas y todo lo que conocíamos como lugares comunes de socialización, fiestas, conciertos y eventos deportivos han quedado prohibidos. Por decreto y pandemia nuestra forma de comprar y vender productos quedo restringido al “comercio electrónico o por entrega a domicilio”.

El Decreto Legislativo 569 del 15 de abril de 2020, suspendió el arribo aéreo “con fines de ingreso o conexión en territorio colombiano”, no obstante, no se suspendió el tráfico naval, y esto fue precisamente lo que trajo el contagio al Amazonas. El cierre de las fronteras terrestres con Ecuador y Venezuela, también viene siendo un tema conflictivo. La movilidad intermunicipal se encuentra suspendida. Con el Decreto 593 el “aislamiento preventivo obligatorio” se extiende hasta el 11 de mayo. Asunto que seguramente se extenderá una vez los casos de contagio siguen incrementándose y la respuesta del sistema sanitario no dará abasto.

Un caso alarmante es el departamento del Amazonas. Sólo existe un hospital para cubrir 80.000 pobladores, en Leticia y Puerto Nariño reportan 40 casos y dos muertes [a 26 de abril]. Los casos vienen de las fronteras con Perú y Brasil, dado que su frontera norte comprende una distancia en selva virgen hasta ligar con Putumayo, Vaupés o Caquetá (que recién llegan 2 casos a Florencia). Las desigualdades políticas, sociales, culturales y económicas de las regiones en Colombia son abismales. La Orinoquía y la Amazonía comprenden la deuda más grande del Estado colombiano con su territorio y pobladores. En el caso sanitario la alarma es en luces de neón. La instalación de hospitales móviles con transporte aéreo que contengan equipos y personal médico es una prioridad en extremo.

El negocio privado de la Salud ha dejado en descubierto el problema de las nóminas del sistema sanitario. Contratación de ‘prestación de servicios-OPS’ a médicos, especialistas, auxiliares y enfermeras. El retraso del pago de salarios entre dos y cuatro meses a trabajadores de la salud, en el circuito de los sobrevivientes hospitales públicos, es una de las razones de la renuncia masiva de médicos en esta emergencia. La alcaldesa de Bogotá había anunciado días previos a la crisis sanitaria la venta del Hospital San Juan de Dios al sector inmobiliario, a la fecha no se ha retractado. Lo que sí ha hecho es responder con represión ante las movilizaciones en los barrios de las periferias de Bogotá enviando al Escuadrón Móvil Anti-Disturbios-ESMAD a confrontar a los vecinos se han congregado a pedir alimentos.

Los paños de agua tibia llegarán en tiempos remotos, los elementos biosanitarios para atender las emergencias que crecen en las salas de las clínicas y hospitales, han sido reemplazados por bolsas de plástico que generan una angustia existencial mayor que las mismas estadísticas de disminución de la curva. En Colombia, se ha dañado la máquina de lectura de las pruebas del contagio y el presidente Duque ha rechazado dos máquinas donadas por Nicolás Maduro. Así ni ante las emergencias es posible superar las diferencias políticas y admitir lo obvio, la respuesta de eje comunista Venezuela-China-Rusia ha dado un mayor valor a la vida, de la que puede estarse sistematizando en su contrario capitalismo Colombia-EE.UU.

A ciencia cierta, no sabemos el número de infectados, tampoco sabremos sí antes de morir se enterarán de que contrajeron el virus. Las muertes mientras duermen las familias colombianas ya eran una constante, en nuestro ciclo histórico de conflictos armados internos. Ahora no sólo seguirán reportándose los casos en que mercenarios y sicarios buscan casa por casa a líderes sociales y exguerrilleros de las antiguas FARC-EP, sino, además, es posible que mueran asfixiados por el contagio del ‘coronavirus’.

La Misión de Observadores de la ONU, tendrá que hacer conciencia de las dificultades propias de la ‘pandemia’ en esta esquina del mundo. Esperamos el anunció de instalación de Hospitales (chino-rusos) en los departamentos del Caquetá y Guaviare, como mínimo. O el envío de respiradores por parte de Ferrari y la Fiat a Casanare y Santander. Respecto a la Implementación del Acuerdo de Paz, la comunidad de jesuitas del Cinep invitó a Granda a un conversatorio en el canal de YouTube, con lo cual la situación más lamentable que presentaron es que los ETCR están sin agua.

Los datos que pueden leerse en el Observatorio de Salud del Distrito o en la CoronApp del Ministerio de Salud, nos muestran un porcentaje de la realidad, la perspectiva médica indica que solo se pública el 20% del dato real de contagiados y fallecidos. La ONIC creo un sistema de monitoreo SMT que brinda un plano muy visual de la situación de las comunidades indígenas en todo el territorio nacional. Existen otros programadores diseñando distintas apps y programas que permiten hacer una georreferenciación del colapso del sistema hospitalario local, de la situación actual de contagiados, recuperados y fallecidos. Aún no llegamos ni deseamos llegar a la ‘cibervigilania’ de Singapur y el oriente asiático. Tampoco esperamos la audacia de Piñera en contar a los muertos como recuperados. Aun atendiendo a la observación del debate civilizatorio entre la vida y la muerte, el punto de partida es terrenal, la vida se vive en esta tierra entre los vivos, los muertos son fallecidos no recuperados.

De las salidas económicas, ahora habría que recordar que antes de un virus, estábamos en Paro Nacional contra la Reforma Tributaria aprobada en el Congreso en diciembre de 2019. Al respecto, José Antonio Ocampo en su balance económico, anuncio la posibilidad de que el Gobierno modificará las excepciones de impuestos que tranzó en la ‘reforma tributaria’. ¿Se referirá a los impuestos a las multinacionales de la locomotora minero-energética? Sí esto es así, la aduana debiera estar gravando la salida de todas las exportaciones del sector agroindustrial, petrolero y minero desde la formulación del Decreto 444, y no necesitaríamos otro préstamo del FMI ¿cierto? Por lo pronto, sólo nos asegura que los intocables del Banco de la República impusieron un ‘seguro cambiario’ contra las cuevas de cambio de divisas. Los sectores económicos que más se están afectando en Colombia durante lo corrido de marzo-abril y que pueden extender hasta fin de año son: Turismo, Gastronomía, Vuelos comerciales, Cultura, recreación y deporte. El sector que siempre sigue salvando es la exportación de café. Jianhang Wu, representante del Fondo Nacional de Cafeteros en China, hablo en una conferencia virtual organizada por la Embajada de la República Popular China y la Cámara de Comercio colombo-china, respecto a las dinámicas propias del sector cafetero, aludiendo a la modificación inmediata que tomo el sector exportador cafetero siendo el ‘comercio electrónico’ junto a los ‘domicilios’ el principal dinamizador de la compra y venta de café.

Los efectos en la cadena de producción del incipiente desarrollo industrial colombiano tienen agravantes en materia de despidos masivos que están generando el incremento de la tasa de desempleo en tiempos en los cuales la supervivencia de hecho ya está amenazada. Despedir a un trabajador con contrato laboral debiera ser un delito procesable en expreso durante el tiempo que dure la cuarentena dictada por el Decreto presidencial. Sin embargo, sin entusiasmos son las clases dominantes las que están forzando porque los obreros vuelvan a sus puestos de trabajo para salvar la economía. Lo cual es contraproducente según las cifras que presento Fedesarrollo. Le costará mucho más al empresariado recuperarse de la muerte masiva de sus trabajadores especializados y capacitados que mantenerlos una temporada de dos a cuatro meses trabajando desde sus hogares, en la medida de las posibilidades y funciones que desempeñen.

El paredón al que están llevando a los trabajadores de la salud en Colombia, no tiene carta de presentación. El Código Ético de la profesión de medicina les obliga a estar disponibles ante una emergencia en la que está en riesgo el derecho fundamental a la vida. Aunque sus propias vidas están en riesgo. La muerte de un médico de Colsanitas y un médico del Hospital Militar, dan cuenta del estado de alarma en que se encuentran por la falta de garantías para el desempeño de su labor. Se han tomado múltiples asimilaciones a los soldados en combate, los médicos a menos que tengan carrera militar, no son parte de la Fuerza Pública. Las comparaciones están fuera de lugar. Sí bien en las teorías de la conspiración han enunciado una ‘guerra biológica’, la cuestión en este momento compete a la sociedad civil de las asociaciones de medicina, en su legítimo reclamo por el cumplimiento en la cadena de responsabilidad para que les entreguen los materiales que necesitan.

El plano de la ‘mitigación de efectos’ está compuesto por un esquema tipo Censo Nacional, de realización de pruebas. Esto comprende una inversión mayor en la compra de pruebas, de máquinas de lectura y de contratación del personal que las realice con cobertura en todos los departamentos. La preparación de camas de separación de los contagiados con el virus, que anticipe la disponibilidad de respiradores y la capacidad de atención en las UCIs. La creación de nuevos hospitales para cuidados intensivos, de centros médicos barriales para la toma de pruebas y entrega de resultados, son un asunto de inmediata puesta en funcionamiento. El aliento que podamos darle al cuerpo médico colombiano mediante aplausos por nuestras ventanas a las 8:00pm, viene mermado. La respuesta de la ciudadanía pasará por exigir al Gobierno mediante mecanismos de ‘democracia participativa digital’ transparencia en el manejo de los recursos destinados a salvar el mayor número de vidas posible.

Las ‘banderas rojas’ y las vidas de los ‘rojos’ hay que mencionar que el pánico interno en cada casa de comunistas puede sentirse mucho más que en otros rincones del mundo. Las banderas rojas comienzan a ponerse en todas las ventanas de los barrios más vulnerables. La desigualdad económica es la situación más adversa en el remedio de la cuarentena. El aislamiento con hambre no es una respuesta de defensa de la vida. La situación de precarización laboral y la economía del rebusque son eslabones muy sensibles en esta situación. La gente esta enfermando porque no tiene que comer en sus casas. La vida no sólo esta amenazada por una pandemia, este año van corridos más lideres asesinados por mercenarios que muertos por ‘coronavirus’. Estamos en alerta roja camaradas a nivel internacional.

En España, Monedero publicó por twitter una denuncia al señalamiento de un médico español de no saber si atender o no a ‘esos rojos’. Semanas atrás desde la cuenta oficial de Más País solicitaban una nueva versión del Plan Marshall, algo de historia haría falta. Siendo el señor George Catlett Marshall quien se aseguró de imponer el anticomunismo en la Conferencia Panamericana de 1948 en Bogotá. Anticiparíamos que pueden estarse develando las causas de la separación con podemos o que el discurso de Izquierda Unida ante la posesión de Pedro Sánchez, tiene mucho que ver con el ‘miedo’ del resurgimiento de los totalitarismos europeos.

De Wuhan nos llegan imágenes luego de superar la crisis con máscaras profesionales, tipo antigases lacrimógenos, para prevenir el contagio del virus. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud-ONS aún no recomienda el uso obligatorio del tapabocas común. El uso de los guantes se puede intuir, es simple, otra superficie en los dedos hará que te toques menos veces el rosto. Pero la exigencia no solo de tapabocas sino de máscaras de plástico que realmente generen una barrera anticontagio, sigue siendo una decisión de racionalidad [individual] ante la exigencia de supervivencia frente a un organismo letal.

Sí quieres salir de casa ten en cuenta hay que cubrir los ojos, la nariz y la boca, aún no sabemos sí el virus también entra por los oídos. La suerte no es generacional, todo aquel niño o joven que en periodos de invierno o en climas fríos sufrió alguna enfermedad respiratoria está condenado, sí la prueba da positiva. El estudio de la Universidad George Washington que brinda unas imágenes de realidad virtual a partir de las endoscopias echas a unos pulmones contaminados con el virus, es la muestra más clara de porque el parte de asfixia ha generado las imágenes de Italia enviando miles de ataúdes en camiones militares.

De polo a polo, Dinamarca presenta casos y la Antártida tiene a la fecha una suerte de inmunidad. El tráfico aéreo continua con avioncitos amarrillos en todo el hemisferio, particularmente sobrevuelan en Norteamérica y Europa. La cuarentena impuesta con el Decreto 444 del gobierno Duque ya se cumplió [27 de abril] ahora seguimos con el Decreto 593 [hasta el 11 de mayo]. Estamos claros en que la realización de las labores de trabajo y estudio desde casa es lo más sensato, no tenemos muchas esperanzas en la salvación que puedan tener los contagiados que acuden a las Unidades de Cuidados Intensivos-UCIs, sin demeritar al cuerpo médico. Colombia privatizó el servició público con la Ley 100 de 1993, una de las leyes que defendiera el expresidente Uribe Vélez en su periodo de senador durante los años noventa. El sistema sanitario privado fue tomado por paramilitares “civiles”, con lo cual esperamos se reanude la Agenda Legislativa y esta sea la primera ley por reformar.

El meme bien hecho sería en este tiempo una forma de grafiti digital. La imagen que muestra el uso del ‘tapabocas’ para afrontar la ‘crisis sanitaria’, equilibra la situación con el uso de la ‘capucha’ por un estudiante lanzando una molotov. Así los polemizados “enmascarados” se pondrán de moda. Siendo la ‘máscara’ o ‘capucha’ un legítimo y necesario atuendo para enfrentar la ‘crisis sanitaria’ y la ‘crisis económica’. Cierto es que de estas crisis no saldremos en el mismo barco todos los colombianos. Los remos que aprenderemos a manejar serán de mejor madera una vez termine la cuarentena, aunque de los robles y cedros sigan fabricando grandes canoas. Los debates de sí existe izquierda y derecha seguro que resurgirán una vez pasemos a los planos de las evaluaciones y de las investigaciones de las causas que han desatado esta emergencia sanitaria mundial.

Fuentes:

AGAMBEN, Giorgio (2003) Estado de excepción. Buenos Aires: Adriana Hidalgo Editores

BADIOU, Alain (2020, 21 de marzo). Publicado en lavoragine.net y traducido del francés por Luis Martínez Andrade. Leído en: Sopa de Wuhan. Editorial: ASPO (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio) | Pablo Amadeo Editor

BORON, Atilio (2020, 3 de abril) La pandemia y el fin de una era. Publicado en: https://www.pagina12.com.ar/257122-la-pandemia-y-el-fin-de-una-era

CINEP (2020, 15 de abril) Implementación del Acuerdo de Paz en tiempos de pandemia. Ver conversación con Rodrigo Granda FARC en: https://youtu.be/zooSh60UBCA

CHOMSKY, Noam (2020, 21 de marzo) USA necesitaba imperiosamente parar y retrasar la locomotora china. Publicado en: http://www.rosarionet.com.ar/rnetw/nota211001. Controversia de APORREA (2020,

23 de marzo) Falso artículo sobre el coronavirus, atribuido a Noam Chomsky, confunde las redes. Publicado en: https://kaosenlared.net/falso-articulo-sobre-el- coronavirus-atribuido-a-noam-chomsky-confunde-las-redes/

DE SOUSA SANTOS, Boaventura (2020, abril) A Cruel Pedagogia do Vírus. Coimbra: EDIÇÕES ALMEDINA, S.A. – BIBLIOTECA NACIONAL DE PORTUGAL

FEDESARROLLO.com (2020, 17 de marzo) ¿Qué medidas económicas tomar ante crisis del coronavirus? Publicado en: https://www.fedesarrollo.org.co/content/que- medidas-economicas-tomar-ante-crisis-del-coronavirus

GEORGE WASHINGTON UNIV. HOSPITAL (2020, 26 de marzo) VR Rendering Shows COVID-19 Inside Patient’s Lungs. Canal de YouTube “Now This News”: https://youtu.be/pqbEwnsYkDY

HAN, Byung-Chul (2020, 22 de marzo) La emergencia viral y el mundo de mañana. Publicado en El País. Leído en: Sopa de Wuhan. Editorial: ASPO (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio) | Pablo Amadeo Editor

HARVEY, David (2020, 20 de marzo). Sobre la situación epidémica política anticapitalista en tiempos de COVID-19. Publicado en sinpermiso.info con traducción de Lucas Antón. Leído en: Sopa de Wuhan. Editorial: ASPO (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio) | Pablo Amadeo Editor

MEJÍA, Luis Fernando (2020, 17 de marzo) El coronavirus y la crisis del petróleo: retos y oportunidades. Director de Fedesarrollo reflexiona sobre el impacto económico del Covid-19 y la guerra petrolera. Publicado en: https://www.eltiempo.com/economia/sectores/el-coronavirus-y-la-crisis-del- petroleo-retos-y-oportunidades-474154

ONIC (2020, 19 de abril) Sistema de Monitoreo Territorial-SMT. Ver plataforma en: https://monitoreoterritorial-onic.co

OCAMPO, José Antonio (2020, 15 de marzo) La pandemia y la crisis económica. Una política ambiciosa para aumentar exportaciones no petroleras debe ser la principal respuesta. Publicado en:

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/jose-antonio-ocampo/la-pandemia- y-la-crisis-economica-columna-de-jose-antonio-ocampo-472888
RAMONET, Ignacio (2020) La pandemia y el sistema mundo. Publicado en: https://mondiplo.com/la-pandemia-y-el-sistema-mundo

ROBERTS, Michael (2020, 9 de abril). Vidas o medos de vida. Publicado en: https://www.sinpermiso.info/textos/vidas-o-medios-de-vida

WU, Jianhang (2020, 8 de abril) China frente al COVID 19. Webinar: Cámara Colombo China de Inversión y Comercio, Plataforma Zoom.

ŽIŽEK, Slavoj (2020, 27 de febrero) Coronavirus es un golpe al capitalismo al estilo de ‘Kill Bill’ y podría conducir a la reinvención del comunismo. Leído en: Sopa de Wuhan. Editorial: ASPO (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio) | Pablo Amadeo Editor