Fundación Walter Benjamin

Resolución 2261 Organización de las Naciones Unidas

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Última actualización el Domingo, 31 de Enero de 2016 11:28 Escrito por FUNDACIÓN WALTER BENJAMIN, COLOMBIA Miércoles, 27 de Enero de 2016 20:07

Naciones Unidas /2016/67

Provisional 23 de enero de 2016                                                                                                  

Consejo de Seguridad

Español

Original: inglés

Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte: proyecto de resolución

 

El Consejo de Seguridad,

Subrayando su pleno compromiso con el proceso de paz en la República de Colombia y su apoyo al Acuerdo General para la Terminaci6n del Conflicto y la Construcci6n de una Paz Estable y Duradera, firmado en La Habana (Cuba) el 26 de agosto de 2012 por el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Acogiendo con beneplácito los progresos realizados en el proceso de negociación, el compromiso asumido por el Gobierno de Colombia y las FARC-EP de poner fin cuanto antes al conflicto armado, y las medidas de fomento de la confianza aplicadas con miras a generar los primeros dividendos del proceso de paz para el pueblo colombiano,

Reconociendo la solicitud presentada por el Gobierno de Colombia en la carta de fecha 19 de enero de 2016 dirigida al Secretario General y al Presidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por el Presidente de Colombia (S/2016/53), en la que adjuntaba el Comunicado Conjunto del Gobierno de Colombia y las FARC-EP

Observando que el Gobierno de Colombia y las FARC-EP prev6n que el Acuerdo Final de Paz incluya un mecanismo tripartito para vigilar y verificar el cese del fuego y de las hostilidades bilateral y definitivo, y la dejación de las armas; y reconociendo la contribuci6n que puede hacer una misión de observación de las Naciones Unidas en el contexto de ese mecanismo tripartito,

Reconociendo también, que en la solicitud presentada por conducto del Gobierno de Colombia se contempla la participación de las Naciones Unidas como componente internacional de dicho mecanismo tripartito durante un periodo limitado,

Reconociendo, además, el papel fundamental desempeñado por la República de Cuba y el Reino de Noruega como garantes y por la República de Chile y la República Bolivariana de Venezuela como países acompañantes en el proceso de paz en Colombia,

Reafirmando los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, y reafirmando también la soberanía, la integridad territorial, la independencia política y la unidad de Colombia,

Reconociendo la responsabilidad de Colombia en la aplicación del Acuerdo Final de Paz,

 

1. Decide establecer una misión política que participará en el proceso por un periodo de 12 meses, como componente internacional y coordinadora del mencionado mecanismo tripartito (la Misión), y que estará encabezada por un representante especial del Secretario General de las Naciones Unidas;

2. Decide también que la Misión será una misión política, integrada por observadores internacionales desarmados, que se encargará de vigilar y verificar la dejación de las armas y formará parte del mecanismo tripartito que vigilará y verificará el cese del fuego y de las hostilidades bilateral y definitivo, de conformidad con el Comunicado Conjunto, y que comenzará todas las actividades de vigilancia y verificación, con lo que empezará a contar el periodo de 12 meses, tras la firma del Acuerdo Final de Paz por el Gobierno de Colombia y las FARC-EP;

3. Solicita al Secretario General que inicie los preparativos de inmediato, incluso sobre el terreno, y que presente recomendaciones detalladas al Consejo de Seguridad, para su examen y aprobaci6n, en relación con el tamaño y los aspectos operacionales y el mandato de la Misión, de conformidad con el Comunicado Conjunto, lo antes posible y luego en el plazo de 30 días a partir de la firma del acuerdo de cese del fuego por el Gobierno de Colombia y las FARC-EP, teniendo en cuenta las disposiciones de ese acuerdo;

4. Espera con interés las contribuciones de los Estados miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños (CELAC) a la Misión;

5. Solicita, también al Secretario General que, sobre la base de la información comunicada por el representante especial del Secretario General, informe al Consejo de Seguridad sobre el cumplimiento del mandato de la Misión cada 90 días a partir del comienzo de sus actividades de vigilancia y verificación y después de la terminación de la Misión;

6. Expresa su disposición a considerar la posibilidad de prorrogar la Misión a petición conjunta del Gobierno de Colombia y las FARC-EP.

 

http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/descargas/comunicado-onu-2016/comunicado-onu-2016.pdf

 

De Medicina Legal

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Última actualización el Lunes, 29 de Noviembre de 1999 19:00 Escrito por FUNDACIÓN WALTER BENJAMIN, COLOMBIA Sábado, 10 de Mayo de 2014 12:47

Sobre el Protocolo de Estambul en Psiquiatría Forense

Por Ricardo Tamayo y  Nancy de la Hoz,

 

Psiquiatras forenses

 

El Instituto Nacional de Medicina Legal tiene como misión prestar los servicios forenses a la comunidad en un marco de calidad, para apoyar técnica y científicamente la administración de justicia, respetando la dignidad de las personas y contribuyendo a restablecer sus derechos.

En este contexto se nos pide el examen de victimas de crímenes que involucran DDHH . Nuestro servicio desarrolla guías con fines de reparación, de acuerdo a le legislación existente en el país. Cabe recordar que para estos fines el psiquiatra forense requiere el estudio de los procesos y solo puede responder preguntad de la autoridad ligado a estos en el marco de la ciencia y un cuestionario que tenga cabida dentro de lo ofertado en el portafolio.

El examinar victimas del llamado terrorismo entonces tiene cabida dentro de las guías para Daño Psíquico y Perturbación Psíquica con fines de Reparación Integral, que son dos figuras forenses a las que se ha llegado a consenso entre los  profesionales del servicio y cuyos alcances y limitaciones se encuentran en los protocolos y guías. En este mismo sentido el utilizar una técnica o forma de examen viene a ser determinada por el experto no por la autoridad.

De acuerdo a lo anterior el grupo tomo las siguientes decisiones respecto de solicitudes de las autoridades para la evaluación de victimas de las FARC – EP para lo cual tomamos el mismo cuidado que para todos los temas de interés para la justicia Colombiana.

Encontramos entonces que respecto de la solicitud de examen que se nos requirió en reunión con las autoridades del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses se nos pidió que examinásemos las víctimas con fines que van más allá del Daño Psíquico y que expresamente utilizáramos el Protocolo de Estambul, en ese sentido pensamos que no es viable que por ser servidores públicos debamos responder las solicitudes de las autoridades sin mirar su pertinencia y su contexto pues no lo hacemos en ninguna pericia, respondimos que precisamente por serlo debemos darle un marco ético y técnico científico apropiado.

 

Tampoco estamos dispuestos a hacer las pericias solo en términos de salud, las cuales pueden ser solicitadas precisamente al servicio de salud, debido a que quedarían abiertas a la interpretación de personas no idóneas en ciencias. Con él animo de proseguir en los caminos de la ciencia desarrollados por el grupo a través de generaciones, solicitamos se nos aporte bibliografía sobre antecedentes de este tipo de trabajo en el mundo, en circunstancias análogas, capacitación en Derecho Internacional Humanitario, podemos así, comprometernos al estudio juicioso de estos elementos para construir en el país guías que serían muy importantes ya que Colombia ha suscrito tratados internacionales contra la tortura.

 

Página 6 de 6