EL CARAMELO

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

 

TLC, ENTRE EEUU Y COLOMBIA

Cuando finalmente quedó firmado el TLC entre Colombia y los EEUU empiezan a aparecer los verdaderos jugadores y las jugadas maestras de la lumpenburguesía nacional.

En primer término “El presidente Juan Manuel Santos anunció que el Gobierno nombrará un zar del acuerdo comercial, para liderar una estrategia que permita aprovechar el tratado.” ET, 22/X/2011., lo que en plata blanca significa que con cargo al presupuesto nacional tendremos otro personaje, del corte del nunca suficientemente criticado Hernando José Gómez, ahora premiado con la Dirección del DNP, con supersueldo y viáticos millonarios, al servicio de los inversores norteamericanos y los lumpeninversores nacionales para el establecimiento de emprendimientos con miras a sacar la mayor tajada – digo ganancia – de nuestro mercado nacional.

Con el agravante de que quienes durante los varios interminables años de “negociaciones” no hicieron nada más que defender el tratado, hacer apología con las ganancias que traería para el país y para todos los colombianos, hoy, se están rasgando las vestiduras y vociferando sobre las asimetrías existentes entre las dos economías, etc, etc, clamando ante el gobierno, muy proclive a ayudarlos, toda suerte de nuevas gabelas y subsidios para sus quebradas industrias, amén de medidas proteccionistas – como que nunca hubieran sabido que es un TLC – ya suficiente y claramente eliminadas vía tratado.

Todo parece indicar que se contaminaron de la criminal política de “falsos positivos” adelantada por el actual Presidente cuando era Ministro de Defensa y quieren pelechar con una variante de estos aplicada a la economía y al comercio, equivalente a la recientemente descubierta feria de las exportaciones “virtuales” para esquilmar al país, según denuncias de la DIAN.

No de otra manera se puede entender que vengan ahora a magnificar como sobrevinientes las debilidades que tiene la industria nacional frente a la internacional, buscando que les den subsidios directos, crédito barato y rebaja en el impuesto de renta hasta un 15%, si no es porque lo que realmente perseguían - cuando aplaudían las “negociaciones” y despotricaban contra quienes nos oponíamos precisamente argumentando estas asimetrías y estas debilidades - era apropiarse mañosamente del erario público, como ahora lo exigen, a nombre de apoyos para la competitividad : TODO UN FALSO POSITIVO ECONOMICO-COMERCIAL que victimiza a todo el pueblo colombiano, que será el paganini no solo de los recursos públicos que exigen, si no de la invasión de mercancías extranjeras costosas y de calidades sanitarias sospechosas, como la de las presas de pollo importadas que contienen bacterias inexistentes en el país y que tardíamente se están haciendo retirar del mercado.

Sin ningún reato, al terminar la reunión en la que vociferan sus exigencias, “acogotan” al ministrico y obtienen del gobierno la colocación de un “zar” que defienda sus exigencias, se dan de besos y abrazos y salen tan campantes: cero contradicciones “UNIDAD NACIONAL” por lo alto. Según se desprende de noticia de ET, 22/X/2011.

Así que al pueblo, además de desarrollar toda una campaña de boicot contra los bienes y servicios introducidos por el TLC que vengan a dañar nuestra economía y nuestro mercado interno, tiene que arreciar la organización y la lucha contra esta caterva de lumpenburgueses, incapaces de cualquier emprendimiento decente competitivo, que vienen con todo buscando un sustituto del Agro Ingreso Seguro – AIS durante el uribismo, con uno en el sector industrial: Industria Ingreso Seguro – IIS bajo el santismo.

Desde las calles de Colombia. Octubre 22 de 2011.

Bayardo Ariza Olarte.

http://bayardodejesus.blogspot.com/