Colectivo Comunista

Sesión febrero 26/013

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Escrito por ÁLVARO BOTERO, CORRECTOR DE ESTILO Jueves, 28 de Marzo de 2013 14:11

 

 

La Agricultura Colombiana Próspera, El Camino Para La Paz

(SAC- 2012 Dic)

Elaborado por María Monsalve

 

Preguntas de entrada a la lectura del documento:

1.¿Qué significa la prosperidad agrícola según la SAC para lograr la PAZ?

2.¿Qué soluciones le puede aportar el sector agropecuario del país a la paz y al bienestar?

3.¿Por qué el enfoque territorial es un instrumento necesario para abordar la problemática del desarrollo rural?

4.¿Qué soluciones distributivas plantea la SAC sobre los derechos de propiedad de la tierra en sector agropecuario del país?

5.¿Cuáles son las propuestas relevantes de la SAC frente a la infraestructura vial, el riego, la comercialización y manejo de la poscosecha?

6.¿Qué significado tiene para la SAC el concepto de desarrollo rural integral?

7.¿Cómo aborda la SAC la problemática de la seguridad alimentaria y qué soluciones propone?

 

¿Aborda el problema de la soberanía alimentaria?

1.Resumen y análisis del documento a partir de las preguntas iniciales

2.La prosperidad agrícola para lograr la PAZ según la SAC

2.1 Carácter de clase de la SAC

• La SAC sostiene su carácter de clase que se manifiesta en la visión unilateral del conflicto armado colombiano: Es la insurgencia el actor que impide el crecimiento económico y el desarrollo social. La suspensión definitiva de sus acciones es una condición necesaria de la paz; pero pasa por alto la política guerrerista del sistema nacional e internacional, en cabeza de los E.E.U.U.

• La Paz permitirá el logro de las metas de crecimiento, cuyos instrumentos son las inversiones productivas, las oportunidades de negocios y la atracción del capital extranjero.

• Privilegia la permanencia del modelo neoliberal vigente: No negociable. Propiedad privada. Economía de mercado. Estado mínimo.

• Acepta una visión de desarrollo humano y ambiental sostenibles siempre y cuando se crezca primero y se distribuya después (Modelo de desarrollo por derrame o goteo)

2.2 La prosperidad agrícola de la SAC

• Mantener el statu quo de la gran propiedad productiva agrícola, única garantía de la competitividad e inversión privada en el sector

• Atender a los pobres del campo sin ir en contravía de la producción a gran escala, los derechos de propiedad privada, la protección de la inversión y el funcionamiento de los mercados

• La función del Estado en la agricultura es ante todo la de preservar las claridad de las normas, la seguridad jurídica, el apoyo técnico, la inversión en infraestructura, y el desarrollo de la seguridad social, educación y vivienda VIS para que la mano de obra se quede en el campo.

• Concepción del desarrollo rural integral reduccionista en relación con la formación del capital humano y no con el desarrollo humano.

• Preservación en general del modelo de crecimiento vigente.

 

2. Soluciones que le puede aportar el sector agropecuario del país a la paz y al bienestar:

2.1 Diagnóstico Sectorial

 

Característica Estado actual

PIB 8 % /PIB total

Peso en la economía nacional Quinto lugar, sigue la tendencia mundial

Peso regional 19/32 departamentos entre los tres primeros productos/ PIB

Población rural nacional                         23,7 % = 10,6 m de personas

Ocupación rural 3,6 m sector agrícola = 18 % PO Nal.

Empleo agropecuario 63% del total rural

Cultivos de ciclo largo La mayor dinámica de estos cultivos cambió la composición                                                              agropecuaria: pasó de 27% al 42% del área cultivada desde                                                            1990 a hoy: 1.7 m ha.

Cultivos de ciclo corto Han perdido participación: de 52 % 39 % del área cultivada y                                                          desde 2.4 m ha en 1990 a 1.5 m ha hoy.

Área total cultivada 5 m ha

Producción total de alimentos y

materias primas 30 m t distribuidas en 85% agrícolas 15% pecuarios

Peso en las exportaciones 20% del total

Pobreza e indigencia Primer problema rural. 57% bajo LP y 23% bajo LI con brecha                                                          urbano-rural de 23 % /LP y de 14 %/LI

Brecha de acueducto,                   96 % urbano vs. 56 % rural

Brecha de alcantarillado 89 % urbano vs. 12 % rural

Brecha de asistencia escolar Se va extendiendo con el aumento de edad

 

2.2. Soluciones:

• Ante el atraso relativo del sector rural colombiano se requiere dar énfasis a la política social y los programas de acceso a infraestructura y servicios básicos.

Obsérvese la carencia de un diagnóstico integral: se hace abstracción de la complejidad agraria (conflicto, política oficial, violencia, paramilitarismo, narcotráfico, represión, expropiación, desplazamiento, etnias, capitalismo agrario y demás)

 

3. El enfoque territorial como instrumento necesario para abordar la problemática del desarrollo rural

Se reconocen las bondades del enfoque territorial como concepto integral para que las diferencias regionales sean tenidas en cuenta en relación con el agro: uso sostenible de los recursos naturales, provisión de servicios ambientales, desarrollo de encadenamientos entre la producción primaria y la transformación agroindustrial e industrial y la conservación del paisaje en actividades agro y ecoturísticas.

Pero al mismo tiempo la SAC resalta la necesidad de conjugar el enfoque territorial con elementos globales y locales, que no es otra cosa que un llamado de atención para que el territorio no proclame su autonomía, sino que se le concibe en su estrecha relación con el entorno institucional, las políticas nacionales y la vinculación internacional (Se acepta la construcción del territorio como parte de un engranaje del sistema mundial dominante).

 

4. Soluciones distributivas que plantea la SAC sobre los derechos de propiedad de la tierra en sector agropecuario del país

 

4.1 Diagnóstico

 

 

Característica Situación

Tierras de vocación agrícola 18.9%

Uso efectivo del suelo agrícola 3.3%

Brecha uso actual y potencial agrícola De 21,5 m ha aptas se usan 5 m ha

Brecha uso tierra ganadería extensiva De 20 m ha aptas se usan 38 m ha

Brecha plantaciones forestales De 14 m ha aptas se usan 350.000 ha

Usos adecuados sin conflictos 41,2 % / 55,9 m ha*

Conflictos de subutilización 16 % / 55,9 m ha

Conflictos de sobreutilización 26,2 % / 55,9 m ha

Deforestación de bosque natural

por cultivos ilícitos Más de 300.000 ha anuales

Narcotráfico y acción de grupos armados

fuera de la ley Ocasionan graves problemas en la tenencia y uso de la                                                                    tierra

Efectos Violencia, desplazamiento forzado, robo de tierras y de                                                                    animales, pérdida de inversiones y otros

 

* Menos de la mitad del territorio nacional. IGAC (2010)

 

4.2 Principios de ¿redistribución?

La tierra rural es un recurso fundamental de la actividad económica agropecuaria, de la vida de las comunidades campesinas y del ejercicio de la soberanía territorial por parte del Estado.

Requiere por lo tanto una clara definición de los derechos de propiedad, uso y usufructo y su eficaz protección.

Lo anterior es una condición necesaria de la seguridad jurídica para las inversiones en el campo.

La función social y ecológica de la propiedad ha de definirse sin que contradiga la seguridad jurídica del funcionamiento de los mercados.

Las instituciones vigentes como la expropiación no han de emplearse para resolver problemas coyunturales de la política agropecuaria o contingencias presupuestales del sector público.

Estas figuras sólo han de emplearse con base en causales graves, so pena de generar inseguridad jurídica y cambio en las reglas del juego que soportan las inversiones.

Así, el régimen de la unidad agrícola familiar, UAF, conlleva inflexibilidades que impiden el desarrollo de inversiones productivas de tamaño significativo, y a los beneficiarios el aprovechamiento de su patrimonio para vincularse a proyectos productivos empresariales.

Persisten obstáculos al aprovechamiento de la tierra que impiden un uso más eficiente de su gran potencial:

o Conflicto entre la vocación y uso efectivo del suelo

o Uso de la tierra con fines meramente de enriquecimiento especulativo

Entonces, las políticas de acceso a la tierra y reforma de la estructura de la propiedad han de llevarse a cabo en los estratos sociales o sectores productivos que no estén siendo aprovechados:

o Así, la reducción de la pobreza mediante acceso a la tierra no puede pasar por alto los desarrollos productivos agropecuarios que generan valor agregado y oportunidades laborales.

 

4.3 Propuestas ¿redistributivas?

Política sectorial estructurada con instrumentos integrales que hagan atractiva y eficiente la inversión privada, única vía para aprovechar la competitividad y sostenibilidad de las oportunidades de desarrollo agropecuario.

Cerrar la brecha entre lo rural y lo urbano: Crecimiento de la inversión en bienes públicos como infraestructura básica y los servicios sociales prioritarios.

Ser una despensa productiva para el planeta: Posibilitar el desarrollo de actividades y proyectos de gran escala, lo cual implica modificar las restricciones sobre la propiedad por cuenta de las UAF y el uso de las Zonas de Desarrollo Agroempresarial que tiene restricciones sobre la enajenación de “ex baldíos” y la propiedad parcelaria.

Desarrollar explotaciones de tamaño óptimo, combatiendo el latifundio improductivo, y mediante la reversión micro y minifundización, con los ajustes normativos que permitan su desarrollo.

Reforzar los mecanismos de intervención mediante modalidades ordinarias como subsidios a la demanda, adquisición directa, e instrumentos legales que dinamicen el mercado de tierras.

Consolidar la política de formalización y titulación de la propiedad rural porque promueve mayor seguridad jurídica en los derechos sobre la tierra.

Las Zonas de Reserva Campesina son viables siempre que propicien la aplicación de un enfoque productivo, donde se lleven a cabo proyectos rentables y sostenibles.

Planificación clara de las titulaciones colectivas dirigidas a los resguardos indígenas y comunidades afro descendientes.

 

5. Propuestas relevantes de la SAC frente a la infraestructura vial, el riego y la comercialización y manejo de la poscosecha

Es responsabilidad única del gobierno central y de los entes territoriales garantizar la adecuación de la infraestructura vial.

Es imperativo el avance en el desarrollo de la infraestructura multimodal -vías terrestres, fluviales y férreas, puertos, aeropuertos y logística-

Es prioritario incrementar la productividad del agua en la agricultura, por su aporte a la eficiencia, la productividad y la competitividad (Distritos de riego, reservorios y otras tecnologías que moderen el cambio climático)

La carencia de infraestructura poscosecha le resta poder de negociación al productor y la carencia de infraestructura de almacenamiento impide la integración vertical, todo lo cual dificulta la agro industrialización, entonces resolver mediante:

o Programas asociativos

o Tercerización de la siembra, la recolección y la poscosecha

o Inversión en bienes públicos para el almacenamiento y secado, tipo de apoyo más eficiente que puede ofrecer el Estado

o Construcción de infraestructura poscosecha cerca de la zonas de producción

 

6. Significado para la SAC del concepto de desarrollo rural integral

Fortalecimiento del recurso humano. La migración de familias y jóvenes por las bajas coberturas de seguridad social, educación, bienestar y bajos ingresos, no han propiciado un adecuado relevo generacional de la mano de obra: Estrategias enfocadas a la generación, formación y bienestar del capital humano.

Seguridad social integral.

o Garantizar la focalización de la cobertura de protección mediante la creación de una Caja de Compensación Familiar para el sector rural, que asegure la efectividad de los servicios prestacionales.

o En salud, adecuada y pertinente infraestructura hospitalaria, cercana a los servicios de primer nivel, de calidad y acceso comparables con los del sector urbano.

o En salud ocupacional, orientar a los gremios productivos sobre las ventajas y los beneficios de estructurarla.

o Mejorar la cobertura pensional de trabajadores y productores

Vivienda rural

o Difundir la política de apoyo para la Vivienda de Interés Social, VIS, Rural

o Extender al campo los instrumentos de apoyo a la adquisición de vivienda de las cajas de compensación familiar –CCF-.

Estímulos a la producción

o Financiamiento agropecuario

acceso

costos

montos

garantías

flexibilidad de pagos

Elevar crédito asociativo

mayor conocimiento del sector financiero de las actividades agropecuarias

mayor aplicación de indicadores de riesgo

o investigación y desarrollo tecnológico

Problemas de articulación del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología Agropecuaria, SNCTA

Investigación dispersa y desarticulada

Amplia brecha entre desarrollo tecnológico e innovación

o Asistencia técnica

Financiada con recursos públicos

Reforzar el papel de los gremios agropecuarios, que tienen la función de ofrecer acompañamiento tecnológico y comercial.

o Sanidad e inocuidad de alimentos

Destinar mayores recursos por parte del Estado al apoyo técnico agropecuario del ICA e Invima.

 

7. El abordaje de la SAC frente la problemática de la seguridad alimentaria

Base: documento Conpes 113 de 2008

SAC:

o Incremento de la seguridad alimentaria en el marco del desarrollo y ampliación de los mercados nacionales e internacionales

o Uso eficiente de áreas con potencial productivo

o Infraestructura

o Mejorar la competitividad interna y externa

o Inversión extranjera en el sector

o Aumentar la destinación de recursos a la competitividad en el marco de los TLC

o Mejorar los sistemas de información públicos y privados sobre la disponibilidad de alimentos (producción, procesamiento y comercio interno y externo) para la gestión de riesgos, la competencia y la sostenibilidad agropecuaria.

 

 

COLECTIVO COMUNISTA WALTER BENJAMIN CRONOGRAMA DE EXPOSICIONES SEMESTRE I 2013

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Escrito por FUNDACIÓN WALTER BENJAMIN, COLOMBIA Miércoles, 13 de Febrero de 2013 21:13

Programación plan de estudios

primer cuatrimestre - 2013

 

Acuerdo General para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera.

 

1ª Sesión: Presentación del documento general: Juan Camilo Acevedo, martes 12 de febrero.

 

2ª y 3º Sesiones, primer punto de la Agenda de la Habana, Política de desarrollo agrario integral, martes 19

 

y 26 de febrero, por definir el expositor (provisional: Jairo Rubio)

 

4ª Sesión, 2º punto de la Agenda, Participación política, martes 5 de marzo, Sergio Dezubiría.

 

5ª S.; sobre el mismo tema, Participación política, martes 12 de marzo, Bayardo Ariza.

 

6ª S. mismo tema, martes 19 de marzo, Montiel.

 

7ª S. mismo tema, martes 2 de abril, Ronald Campos.

 

8ª S. mismo tema, martes 16 de abril, Jaime Sanabria.

 

9ª S. 23 de abril, sesión final sobre Participación Política, Luis Botero (Tuto)

 

SESIÒN 13 11 2012

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Escrito por FUNDACIÓN WALTER BENJAMIN, COLOMBIA Lunes, 12 de Noviembre de 2012 21:48

SOLUCIÓN POLÍTICA DEL CONFLICTO SOCIAL-ARMADO

(Notas elaboradas por Sergio De Zubiría)

Son múltiples las preocupaciones que colman al campo popular y a la izquierda, con el inicio de los diálogos entre el gobierno actual y la insurgencia. La firma de la Agenda de La Habana constituye un horizonte de expectativas importante para la solución del complejo conflicto social-armado que caracteriza la realidad hace cinco décadas. El presente documento se centra tan sólo en dos inquietudes, pero reconoce la existencia de grandes incertidumbres que tendremos que ir estudiando y analizado en nuestro que-hacer político.

Dos interrogantes orientan estas reflexiones sobre la “solución política y democrática” del conflicto en Colombia: 1. ¿Desde nuestra lectura política cuáles son los significados más relevantes de los diálogos entre el gobierno y la insurgencia?; 2. ¿Qué iniciativas políticas y organizativas debemos priorizar los comunistas en el momento actual?

A partir de la formulación de un conjunto de Tesis sobre cada una de las preguntas, pretendemos orientar e incitar la discusión:

¿Desde nuestra lectura política cuáles son los significados más relevantes del inicio de los diálogos entre el gobierno y la insurgencia?

A. Constituye el reconocimiento de la inviabilidad de una solución exclusivamente militar, aún en un contexto de incremento de la intervención directa norteamericana, el uso de ejércitos privados paramilitares y la implementación de tecnologías de punta en la práctica de la guerra contemporánea. La utilización de camino militarista deja intactas las causas estructurales del conflicto social-armado. Pueden existir diversas explicaciones del conflicto colombiano, pero sólo las que reconocen su connotación política y social, están preparadas para sembrar las bases de una Paz estable y duradera.” Hay muchas explicaciones acerca del conflicto armado, algunas, quizá la mayoría, le reconocen la connotación política, aunque la atenúan con argumentos como el de que la guerrilla se creó a partir de consignas internacionales...” . Sólo asumiendo con clara conciencia el carácter político del conflicto será posible transitar hacia su solución y crear las condiciones de una Paz estable y duradera.

B. En medio de la profunda fragmentación y dispersión del movimiento social por la Paz en nuestro país, incrementada por los ocho años de uribismo, el campo popular colombiano le da otra oportunidad a la solución política al conflicto. Según encuesta de Napoleón Ipsos el 77% de la población está de acuerdo con la solución política y democrática. Las investigaciones sobre Paz en Colombia de Mauricio García Durán, muestran dos rasgos cualitativos: 1. El malestar creciente que existe contra la guerra no ha logrado traducirse en una voluntad colectiva contra la violencia; 2. Destacar la relevancia que tienen los inicios o intentos de negociaciones, ya que incrementan colectivamente la “voluntad de Paz”. Tenemos que contribuir de manera definitiva a la convergencia, sostenibilidad y unidad, de un gran movimiento social por la Paz que devenga en el fortalecimiento de la unidad del campo popular y de la izquierda en Colombia hacia el Frente Amplio por la Paz, la democracia y la soberanía.

C. En la hora presente la lucha por la Paz se convierte en el centro de la política nacional y su destino está ligado a los avances o retrocesos del campo popular y de la izquierda. Es conveniente subrayar en el momento actual que la Paz es y será siempre un objetivo revolucionario. En pleno proceso revolucionario, septiembre de 1917, Lenin, recordaba el estrecho nexo entre socialismo y Paz: “si no triunfa el socialismo, la Paz entre los Estados capitalistas significará únicamente una tregua, una pausa, la preparación de una nueva matanza de los pueblos. Paz y pan: tales son las reivindicaciones fundamentales de los obreros y explotados” . Aunque en la vida social no existen vías deterministas o unilineales, un desarrollo “normal” de la solución política puede tener consecuencias favorables al ascenso de la lucha social y democrática del campo popular. La iniciación de las negociaciones en Oslo y La Habana, entre insurgencia y gobierno, introducen nuevas tareas y desafíos al movimiento social y popular. Algunas de estas son: el acompañamiento y apoyo al proceso de solución política; la discusión “desde abajo” sobre la naturaleza de la Paz que buscamos los revolucionarios; la profundización teórica sobre la caracterización del conflicto; la renovada discusión sobre el socialismo en nuestro continente; la movilización social por las transformaciones sociales; entre muchas otras. “En la búsqueda de la Paz, el diálogo siempre será una perspectiva, esto es, una forma de lucha para alcanzarla. No importa cuán aguda sea la confrontación armada o la intensidad de la guerra, el diálogo será una bandera de los revolucionarios en el camino de darle solución política al conflicto social y armado”

D. Constituye una muestra más del fracaso de la llamada “seguridad democrática”, que limita su visión de la conflictividad social a medidas policiales y autoritarias. Una perspectiva de la sociedad y del Estado en contravía de cualquier cambio democrático de la vida nacional, al recurrir al militarismo, el despojo mafioso y la corrupción generalizada. Es también un debilitamiento de la llamada visión de lo “social” de los enfoques neoliberales, que combinan la criminalización y militarización de la vida cotidiana y nuevas formas de asistencialismo. La solución política al conflicto no es posible sin la desmilitarización de la vida social, el desmonte de la doctrina de la “seguridad nacional”, la lucha decidida contra los ejércitos privados de mercenarios y medidas prácticas contra la corrupción generalizada. El clamor nacional por el “cese bilateral al fuego y a las hostilidades”, además de garantizar premisas adecuadas para las conversaciones entre gobierno e insurgencia, también significa la lucha contra la criminalización y militarización de la protesta social.

E. La insurgencia realiza un nuevo intento de solución política en un contexto latinoamericano favorable a los cambios políticos desde la lucha popular y la emergencia de gobiernos progresistas y de izquierda. Una de las lecciones de los procesos latinoamericanos es la transformación y resignificación de formas directas de democracia popular. El movimiento de masas organizado está en el centro de la acción política latinoamericana. Tanto el tema de la solución política al conflicto en Colombia, como la internacionalización de la lucha por la Paz en la región, son tareas centrales de los movimientos sociales y políticos latinoamericanos. Es importante analizar el sentido y colaboración en el proceso de la internacionalización de la Paz en Colombia. También algunos sectores modernizantes de la clase dominante se muestran favorables a una solución política por la situación internacional de crisis capitalista y por el incremento de los costos económicos de la vía militar. Son sectores con intensas relaciones con el capital transnacional y cumpliendo la tarea de incrementar los negocios de inversión en el sector financiero, minería, petróleo y agro-combustibles. “El costo de la confrontación armada en materia económica se ha convertido en uno de los argumentos que más conducen a la clase dominante a la necesidad de buscarle solución al conflicto por la vía del diálogo y la negociación (...) algo así como el 35 % del Presupuesto de Gastos de la Nación, se está destinado al “sector defensa”. Además, la crudeza cada vez mayor de la confrontación y su inocultable extensión, limita la inversión extranjera y amenaza las mayores utilidades de los grupos económicos y los empresarios” .

F. Los debates más profundos se encuentran en los análisis sobre la naturaleza y los alcances de la Agenda de La Habana. En cinco campos la polémica es intensa: a. Es demasiado limitada o no; b. ¿Confronta o no el modelo económico neoliberal? c. Contiene o no unos tiempos explícitos pactados; d. ¿Es conveniente la existencia de dos Agendas o tiene que ser una Agenda convergente? e. Contiene una modelo latente de negociación desde la insurgencia?
Consideremos que la Agenda de La Habana es un documento central porque ubica cuatro temas neurálgicos del conflicto social-armado colombiano (política de desarrollo agrario integral; las garantías políticas democráticas; drogas ilícitas; víctimas) y crea las bases para dialogar en serio sobre ciertas premisas de la justicia social, la democracia política y la soberanía en nuestra patria. No es posible ni deseable una revolución por decreto; la Agenda no significa una transformación estructural del modelo neoliberal afianzado en Colombia por los diferentes gobiernos desde la década del ochenta del siglo XX. La lucha concreta y decidida contra todo vestigio de contra-reformas neoliberales en Colombia es una tarea insustituible de las masas sociales politizadas y organizadas. Con la Agenda de La Habana no se confronta de forma directa el modelo capitalista neoliberal, pero se sitúan temas claves hacia reformas que con el apoyo consciente de las masas se conviertan en transformaciones estructurales. La Agenda social en ningún caso irá en contravía de la suscrita por la insurgencia, se constituye en una pieza complementaria de la lucha de todo el campo popular colombiano
Mientras el gobierno y las clases dirigentes crearán múltiples barreras (permisos restrictivos; judicialización; tiempos cortos; continuación de la guerra; etc.) para la participación popular en los destinos de la Agenda, la insurgencia ha manifestado su interés por una decidida representación y presencia de los movimientos sociales y populares. El modelo de la insurgencia ha eliminado de su proyecto las nociones de “desmovilización” y repetición de la entrega de procesos anteriores. Necesitamos un modelo imaginativo y profundo que no repita los errores de pasadas “desmovilizaciones”.   

G. La presencia y colaboración internacional en la solución política al conflicto colombiano también debe ser objeto de análisis profundos y no limitarse al lugar común de “entre más, mejor”. Existen aspectos de alta complejidad en esta internacionalización de la Paz: a. ¿Debe ser progresiva en número de agentes internacionales y profundidad/intensidad de la participación? b. ¿Cuáles son los diferentes roles (facilitadores, mediadores, amigos, veedores, etc.) que deben tener los agentes internacionales? c. ¿Cómo los intereses de esos agentes internacionales se relacionan con el objetivo concreto de la mesa de diálogo? d. ¿Cuál debe ser el momento y cómo participar organizaciones como la ONU, UNASUR, OEA?

¿Qué iniciativas políticas y organizativas debemos priorizar los comunistas en el momento actual?

A. Frente a la dispersión del movimiento social por la solución política, los comunistas en la etapa actual debemos promover la articulación unitaria de un gran movimiento social y popular. Los comunistas aspiramos a juntar las iniciativas y plataformas que fortalezcan la unidad social y popular por la Paz de Colombia. Estamos plenamente comprometidos en fortalecer las acciones acordadas por la “ruta social común” por la Paz. Un gran Frente por la Paz y contra el modelo económico es la tarea central del momento político actual.

B. Las constituyentes regionales por la Paz deben ser un eje transversal territorial que aglutine todas estas manifestaciones de la unidad social y popular, manifestando en la práctica política la vocación de unidad hacia una Paz verdadera y estable, con una gran presencia de las voces regionales. Insistir en la presencia en la mesa de diálogo de las expectativas y propuestas del campo social y popular.

C. Promover la movilización directa, abierta y callejera a través de acciones puntuales en este final del año 2012, a través de iniciativas como: la Semana de la Indignación; 4 de octubre movilizaciones por el trabajo digno de las centrales sindicales y la MANE por un billón más para la Universidad Pública; las organizaciones sociales y populares marchando el día 8 de octubre; 9, 10 y 11 de octubre campamentos por el derecho a las salud; 12 de octubre jornada nacional de protesta y paro en la zonas donde sea posible; el 10 de diciembre “Paz con derechos humanos”; Seminario Internacional por la Paz de Colombia en diciembre con una presencia significativa del Foro de Sao Paulo y los Partidos Comunistas de América.

D. En nuestras iniciativas políticas tenemos que tener la capacidad y creatividad para establecer relaciones entre el Programa aprobado en el XXI Congreso, nuestra Plataforma política, la Agenda social unitaria por la Paz y la movilización directa. Trabajando por la unidad del pueblo y de las masas, los comunistas luchamos por ese Frente Amplio por la Paz, la democracia y la soberanía, contra el modelo neoliberal.

E. Construir una política internacional y planes de trabajo que internacionalicen las negociaciones a favor de los intereses democráticos y populares. La presencia internacional debe contribuir a la mitigación de la violación de los derechos humanos y a la desmilitarización de la vida cotidiana en Colombia; así como a la denuncia permanente de la labor cómplice del imperialismo en la desestabilización de la región.

   

SESIÓN 06 11 2012

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Escrito por FUNDACIÓN WALTER BENJAMIN, COLOMBIA Miércoles, 07 de Noviembre de 2012 10:06

POLO DEMOCRÁTICO ALTERNATIVO  IDEARIO DE UNIDAD

I. Antecedentes

El 26 de noviembre de 2005, previos contactos y conversaciones  -a través de compromisarios o voceros-  entre el Polo Democrático Independiente y Alternativa Democrática (integrada a su vez por el Frente Social y Político, el MOIR, la Unidad Democrática, el Movimiento Ciudadano, el Movimiento Opción Siete y las Autoridades Indígenas de Colombia AICO) fue aprobado un Programa Común, al cual se denominó Ideario de Unidad.  Dicho Ideario o Programa común se consideró  “marco político y guía de acción para las distintas fuerzas políticas y personas integrantes de la nueva organización que contempla como aspectos fundamentales la lucha por la soberanía nacional; la construcción de un Gobierno y un Estado controlados por las clases y sectores del trabajo y la producción; el respeto y la aplicación de los derechos democráticos sociales, políticos, económicos y culturales, esencia de una auténtica democracia; y la solución política negociada de los conflictos armados que desangran a Colombia.

También  el  26  de  noviembre  de  2005 los  compromisarios  del   PDI  y  Alternativa  Democrática -encabezados respectivamente por Samuel Moreno y Jaime Caycedo- consensuaron y suscribieron un Acuerdo Político “que consigna las normas democráticas para iniciar la unidad organizativa”, con ejes así:

“1. Avanzar hacia la conformación de una organización política democrática y pluralista, a partir de la personería jurídica del PDI… 2. El nombre actual del Polo Democrático Independiente será reemplazado por el de Polo Democrático Alternativo PDA.   3. El Ideario de Unidad consigna las bases programáticas aprobadas por las partes y expresa la búsqueda de una Colombia en la que se ejerzan a cabalidad la democracia y la soberanía nacional.  Convocamos -se dijo entonces- a las fuerzas progresistas y democráticas del país a sumar esfuerzos para transformar positiva y profundamente la sociedad colombiana.   4. Para guiar al PDA y sus aliados en las cuestiones concernientes a su participación en las elecciones legislativas y presidenciales…. en el 2006, se conforma la Mesa de Unidad…  5. La Mesa de Unidad… convocará el Congreso de Unidad, el cual se llevará a cabo antes de terminar el año 2006.  6. La Mesa de Unidad reglamentará el funcionamiento de las bancadas en los términos establecidos por la Ley.   7. El PDA podrá ampliarse con otras organizaciones y personalidades que coincidan con sus propuestas, con quienes se actuará con el mismo espíritu de amplitud e inclusión de este acuerdo.   8. El PDA  tendrá un solo candidato a la Presidencia de la República…  9. El Ideario de Unidad servirá de base para la elaboración del Programa de Gobierno del candidato presidencial que resultare escogido.  10. Convocamos a todas las fuerzas progresistas, democráticas e independientes del país para que se integren y participen activamente en este proceso, con el propósito de instaurar una República Democrática en Colombia.   11. Las decisiones que tome la Mesa de Unidad serán de obligatorio cumplimiento para quienes se acojan a este acuerdo”.

Como es sabido, la consulta popular para escogencia del candidato único a la Presidencia entre Carlos Gaviria y Antonio Navarro, en marzo 12 de 2006, movilizó más de 1.200.000 electores dando el triunfo al primero de ellos.

Bien se recordará que entre marzo y mayo de 2006 se vivió una entusiasta y promisoria campaña por el candidato polista, con el lema “Construyamos democracia, no más desigualdad” y bajo la consigna: “Sin sectarismos, pero sin ambigüedades”. En las elecciones presidenciales,  el candidato unitario del PDA fue apoyado por más de 2.600.000 colombianos.

Luego del  certamen electoral, la Mesa de Unidad  -con Carlos Gaviria en la presidencia y Antonio Navarro en la secretaría general de la organización-  acometió el cumplimiento de tres tareas principales: el Primer Congreso del PDA,  el impulso y acompañamiento a las luchas populares y la actividad de su bancada parlamentaria.

 

II. El Ideario de Unidad

En su preámbulo, el Polo Democrático Independiente y los componentes de la coalición Alternativa Democrática manifiestan: - Ser conscientes de la profunda crisis nacional; -Estar convencidos de que para transformar las estructuras económicas, sociales y políticas del país se requiere ampliar y profundizar la democracia… con soberanía nacional plena; - Se comprometen a avanzar en un proceso unitario sobre la base del  Ideario de Unidad que presentan a los colombianos y se desarrolla en siete apartes así:

1.- Soberanía nacional y unidad latinoamericana

Contempla:

Defensa de la soberanía y la independencia; rechazo a la globalización neoliberal y sus expresiones (TLC con Estados Unidos, ALCA, imposiciones del gran capital financiero y sus instituciones).

Apoyo a la solidaridad e integración latinoamericana para defender su economía, recursos e identidad.

Apertura al mundo en pie de igualdad; rechazo al unilateralismo del gobierno estadounidense y su estrategia de guerra preventiva,  variante intervencionista.

Pronunciamiento por un nuevo orden mundial fundado en valores democráticos y respeto al derecho de los pueblos.

Defensa de los derechos humanos, el medio ambiente,  los derechos de los trabajadores, las mujeres y la niñez.

Lucha contra toda forma de racismo, xenofobia, exclusión social, agresión internacional, hegemonismo, explotación depredadora de los recursos naturales y los seres humanos. Respaldo a la búsqueda de normatividad internacional acorde a los intereses de todas las naciones y a las gestiones para democratizar la ONU.

Compromiso en pro del mejoramiento y la dignificación de los colombianos en el exterior.

Aplicación solo excepcional de la extradición para delitos comunes cometidos materialmente en el exterior y sin exceder la punición prevista en el ordenamiento jurídico colombiano.

Se suspenderán las fumigaciones de cultivos de uso ilícito; se exigirá el desmonte de las bases militares de Estados Unidos y el retiro de tropas y asesores militares extranjeros.

Se actuará con otros países y en organismos internacionales en pro de soluciones conjuntas y de fondo al narcotráfico, contra el consumo y distribución de drogas ilícitas y el lavado de activos en países ricos y en pro de alternativas de desarrollo económico sostenible, reconstrucción del tejido social y de los valores culturales en los países más pobres afectados por tal problema.

Se propugnará por solución al problema de la deuda pública (externa e interna) de manera no onerosa para el pueblo y evitando prosiga siendo utilizado para el chantaje y saqueo del país.

 

2. Estado y régimen político

Se aboga por hacer realidad el Estado Social de Derecho entendido como Estado soberano y pluralista que haga efectivos los derechos fundamentales de la población, incluso los de organización y protesta, así como las libertades y garantía democráticas.

Aboga por profunda reforma a la justicia, dirigida en especial a reivindicar a los menos favorecidos. Defiende mecanismos como la Acción de Tutela.

Impulso a Reforma Política Democrática que asegure elecciones libres de corrupción, clientelismo y saqueo del erario público. Reivindica derechos de la oposición y democrático acceso a los medios de comunicación.

Se trabajará por nuevo ordenamiento territorial que consulte las realidades de la población, particularmente de las comunidades indígenas y negras.

Asume la defensa de las libertades sindicales, del derecho a la resistencia civil y la protesta social.

3.- Democracia económica

Impulso a un modelo de desarrollo que garantice crecimiento económico próspero y soberano, con sostenibilidad ambiental y cultural, dirigido a eliminar las desigualdades, por generación de riqueza con inclusión social.

Defensa del patrimonio público, fortalecimiento del aparato productivo nacional y el mercado interno con adecuada inserción del país en la economía mundial.

El Estado fortalecerá la producción interna industrial, manufacturera, artesanal, agropecuaria y acuícola, así como la prestación de servicios por los colombianos mediante políticas estatales de crédito, fomento, investigación científica, desarrollo tecnológico y de la infraestructura vial.

El Estado tendrá rol regulador; no renunciará a la propiedad y gestión directa de los servicios públicos básicos y de los sectores estratégicos. Cesarán las privatizaciones y habrá propiedad estatal sobre las empresas estratégicas para el desarrollo económico nacional.

Habrá política agraria garante de la seguridad alimentaria eliminando la actual concentración de las tierras y los latifundios improductivos. Se protegerá la producción rural disminuyendo las rentas financieras e inmobiliarias, con transferencia tecnológica así como luchando contra el intercambio desigual con los países desarrollados. Se garantizará el acceso individual y colectivo de los campesinos a la tierra. Se respetarán los derechos históricos y las costumbres ancestrales de las comunidades indígenas y afro descendientes.

Se penalizará el desplazamiento forzado y se propiciará retorno de los desplazados a sus tierras con plenas garantías. En los proyectos productivos se acabará la imposición de las semillas transgénicas y otros insumos de cadenas al servicio de transnacionales.

Se hará Reforma Financiera democratizadora y a favor del Sector Productivo.

Se reconocerán múltiples formas de producir, distribuir y consumir en Colombia pero no se permitirán prácticas monopolistas, el abuso contra los trabajadores ni contra los pequeños y medianos productores.

Se trabajará para construir lo público más allá de lo estatal. Se exigirá cumplir la función social de la propiedad.

Habrá sistema fiscal basado en impuestos directos y progresivos.  Se luchará contra los impuestos que afectan la canasta familiar y contra los privilegios tributarios de los grandes monopolios. Se castigará a los evasores,  contrabandistas, especuladores y defraudadores de los bienes estatales.

 

4.- Derechos sociales, económicos, culturales y ambientales

Siendo la verdadera razón de ser del Estado universalizar los derechos para bienestar de la población, se dedicarán los mayores esfuerzos a sentar bases materiales, sociales, culturales y políticas para construir una Colombia socialmente justa.

El Estado reconocerá y protegerá la diversidad étnica y cultural implementando política contra el racismo y la discriminación.

El gasto público y social se priorizará sobre el pago de la deuda externa y el presupuesto militar. Se hará Reforma Laboral Democrática restituyendo derechos a los trabajadores.

Se luchará por mejores condiciones de vida y trabajo. Habrá control real de precios y tarifas. Se aumentarán los sueldos para elevar la capacidad adquisitiva de la población.

Habrá reforma integral del régimen de servicios públicos domiciliarios según principios de equidad social, redistribución del ingreso, solidaridad, fortalecimiento del patrimonio público en el marco de la función social del Estado.

Concibiendo la salud como un derecho fundamental, se derogará la ley 100 de 1993 y se hará profunda reforma al sistema de salud pública para garantizar cobertura total a la población. Se respetará la autonomía médica en diagnóstico y tratamiento. Se fortalecerá la red pública hospitalaria. Cesará la intermediación financiera en la prestación de servicios de salud. Habrá condiciones dignas de trabajo para los trabajadores del sector. Se eliminarán los fondos privados de pensiones y se restituirán los derechos conculcados a los pensionados. Operarán programas de atención en salud, capacitación y recreación para los pensionados.

La educación pública será universal, de calidad, gratuita y obligatoria en todos los niveles. Se restablecerán los derechos conculcados al magisterio. Se fomentará la investigación científica y el desarrollo tecnológico, el deporte masivo y la recreación gratuita.

Se impulsará la cultura como forma de vida; se promoverá el desarrollo del arte, los territorios y la vida de los pueblos. El Estado protegerá y promoverá la identidad nacional, la memoria y el patrimonio histórico nacionales.

Se eliminará la intermediación financiera en la vivienda de interés social y se aumentarán recursos públicos para la adquisición de vivienda digna. Se acabará la especulación con el suelo urbano. Habrá medidas para resolver a favor de los deudores los procesos judiciales y las acciones de las instituciones financieras encaminadas a despojarlos de sus viviendas. Se modificará el sistema UVR (UPAC) impidiendo se multiplique el costo de la vivienda.

Se garantizará la igualdad de derechos para la mujer.  Se defenderá el precepto  “A igual trabajo, igual salario”. Se defenderán los derechos reproductivos, inclusive la interrupción del embarazo. Se rechaza toda violencia contra la mujer, incluso la utilización de su cuerpo como botín de guerra.

Se sancionará la explotación laboral de niños. Se dará atención especial e integral a menores y ancianos.

Reconociendo el libre desarrollo de la personalidad se promoverán derechos plenos de los homosexuales, bisexuales y transgeneristas.

Con políticas de desarrollo sostenible y de protección al medio ambiente y la biodiversidad, se permitirá la explotación de recursos del país pero protegiéndolos de la voracidad de las multinacionales y sus mega proyectos. Tal explotación será según las necesidades internas de la nación. Se impedirá la privatización de la naturaleza y el saqueo de nuestra biodiversidad, considerada bien público.

5.- Paz, justicia y seguridad

“La solución del conflicto armado interno en Colombia debe ser política y no militar. Las partes en conflicto deben acudir a diálogos y negociaciones en  busca de acuerdos de paz.

“Nuestra principal política de paz estará en profundas reformas democráticas de las estructuras de exclusión social, política y económica existentes. Forjaremos una política de Estado garante de condiciones pacíficas de vida para la población.  Con tal perspectiva   -y en la búsqueda de solución negociada con la insurgencia-   se buscará un acuerdo nacional basado en respeto a la soberanía y vigencia de principios democráticos,  acuerdo en que deben tener activa y decisoria participación todos los sectores de la sociedad.

“Mientras persista el conflicto se  buscarán acuerdos humanitarios entre Estado e insurgencia para proteger la población de los efectos  de la guerra y poner fin a la agobiante e indigna situación de las personas secuestradas o privadas arbitraria o injustamente de su libertad. Un cese al fuego y de las hostilidades ayudará a restablecer credibilidad al diálogo tras las frustraciones del pasado.

“Practicaremos una política de superación y desmonte total y definitivo del paramilitarismo, sus estructuras armadas, redes de apoyo económico, actividades criminales, presiones político-sociales y control ilícito de territorios. Habrá un marco legal de verdad y justicia para reivindicar la memoria, superar la impunidad y garantizar reparación a las víctimas con reconocimiento de la responsabilidad estatal en lo pertinente.

“Nos oponemos a la guerra y al ejercicio de la violencia como instrumento de acción política. Reconocemos la naturaleza política de la insurgencia colombiana, pero consideramos que hoy la vía de la transformación es la lucha de masas democrática y pacífica. Repudiamos todas las formas de terror y el terrorismo de Estado, en particular el atentado personal, el secuestro, la extorsión, las acciones armadas contra la población civil, que en modo alguno son formas legítimas de la lucha de los pueblos, por lo que condenamos todo acto de esta naturaleza. En el contexto  de la dominación imperial, nos oponemos a la concepción de “lucha antiterrorista” que los gobiernos norteamericano y colombiano utilizan como pretexto para recurrir a métodos absolutistas y perseguir las expresiones de lucha popular que se oponen a la política imperante.”

Desmontaremos los elementos represivos y antidemocráticos de la mal llamada “seguridad democrática”.

“Promoveremos una cultura de paz y tolerancia en procura de la dignidad, la igualdad y la solidaridad humanas.

 

6.- Política nacional de drogas

Desarrollaremos una política contra los estupefacientes y su tráfico, acorde con los intereses de la nación y de sus gentes.  Respecto a la producción, suspenderemos las fumigaciones, impulsaremos alternativas de desarrollo concertadas con las comunidades implicadas para sustitución de cultivos ilícitos.  Sobre tráfico y procesamiento se buscarán acuerdos para que la comunidad internacional asuma el cumplir metas específicas. Frente al consumo se dará prioridad a políticas de salud pública y no de represión. Se convocará una Conferencia Internacional para evaluar la efectividad de las políticas de drogas en el mundo durante los últimos veinte años y explorar alternativas.

7.- Lucha de masas democrática

Apoyamos e impulsamos las protestas ciudadanas, las movilizaciones populares, las luchas cívicas y las expresiones de resistencia y descontento contra las políticas impuestas por el capitalismo internacional y el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Propugnamos un  proceso de convergencia y unidad de todos los sectores populares para construir una alternativa de poder que saque a Colombia de la profunda y larga crisis en que se encuentra y la oriente por senderos de progreso y justicia.

 

III. DESARROLLOS ULTERIORES

 

Consideraciones para el análisis

Partimos de algunas premisas conceptuales, remitidas al marxismo y fundadas en la dialéctica:

A. “… el método de exposición debe distinguirse formalmente del método de investigación. La investigación ha de tender a asimilarse en detalle la materia investigada, a analizar sus diversas formas de desarrollo y a descubrir sus nexos internos. Solo después de coronada esta labor, puede el investigador proceder a exponer adecuadamente el movimiento real.” (Carlos Marx. El Capital. Tomo I. Postfacio a la segunda edición).

B. La dialéctica “… en la inteligencia y explicación positiva de lo que existe abriga a la par la inteligencia de su negación…, porque, crítica y revolucionaria por esencia, enfoca todas las formas actuales en pleno movimiento, sin omitir, por tanto, lo que tienen de perecedero y sin dejarse intimidar por nada”. (Carlos Marx. Ibidem).

C. “Lo concreto es concreto porque es síntesis de múltiples determinaciones”. (Carlos Marx).

D. “La teoría materialista de que los hombres son producto de las circunstancias y de la educación, y de que, por tanto, los hombres modificados son producto de circunstancias distintas y de una educación modificada, olvida que son los hombres, precisamente, los que hacen que cambien las circunstancias y que el propio educador necesita ser educado. Conduce, pues, forzosamente , a la división de la sociedad en dos partes, una de las cuales está por encima de la sociedad (así , por ejemplo, en Roberto Owen). La coincidencia de la modificación de las circunstancias y de la actividad humana solo puede concebirse y entenderse racionalmente como práctica revolucionaria”. (Carlos Marx. Tesis sobre Feuerbach).

A este respecto he de decir que procuro ser multilateral y descarnado  -sin inhibiciones en el análisis-  pero estoy lejos de conocer y asimilar en detalle la materia investigada.

 

III. 1   Ascenso del PDA

Luego de adoptarse el  Ideario de Unidad se dieron en el Polo desarrollos promisorios tales como:

- Eco a sus planteamientos y propuestas en considerables sectores del pueblo colombiano.

- Destacada votación por el candidato presidencial Carlos Gaviria Díaz.

- Elección de los candidatos del Polo para la Alcaldía Distrital de Bogotá en dos períodos sucesivos.

- Elección de diversos candidatos de la coalición para el Congreso de la República, Asambleas y Concejos, Gobernaciones, Alcaldías y Edilatos.

 

III. 2   Caída

No obstante, a una fase de ascenso sucedió la declinación del PDA con hitos tales como:

- El alejamiento de algunos  de los elegidos por el Polo a destacados cargos de representación. A título de ejemplo (¡pero negativo!): Luís Eduardo Garzón, quien terminó hasta bailando aserejé con Álvaro Uribe Vélez en tragicómica evidencia de su descomposición ideológica y degradación política.

- La escisión del “Sector Progresista” encabezado por Gustavo Petro.

- El sonado escándalo de la Alcaldía en Bogotá con Samuel Moreno Rojas y el impacto que generó a nivel general de la coalición, distrital y nacionalmente.

- Por último, y para “remate” (¿sin pena ni gloria?) la expulsión del Partido Comunista Colombiano del  Polo Democrático Alternativo, decidida por su dirección.

………………………………………

La virtual debacle del PDA a la cual estamos asistiendo, constituye -sin exageración- no solo una nueva frustración sino que es una verdadera tragedia para nuestro pueblo y la perspectiva de cambios genuinamente democráticos en el país. Imperioso es ahondar en la génesis de tal desastre, asimilar lecciones y delimitar responsabilidades. Principalmente para deducir experiencias que eviten la repetición de tales in sucesos.

Sin duda, gran responsabilidad cabe a los sectores y personalidades que no solo por falta de convicciones y real compromiso sino por  “casarse” con prácticas clientelistas y corruptas traicionaron en la práctica la confianza, las expectativas y las esperanzas de quienes los apoyaron o apoyamos.

Grande es también la responsabilidad de aquellos grupos y personas que con gran déficit de formación ideológico-política y compromiso con la causa popular, se deslizaron hacia posiciones de contemporización con el régimen y oportunismo.

Pero desde la izquierda radical (en el mejor sentido: el de ir a la raíz de los fenómenos y procesos), desde el PCC, no ha de adoptarse una posición maniquea ni eludir responsabilidades. Por el contrario, hay que “mirarse en el espejo” y ahondar en una seria revisión autocrítica con miras a profundas rectificaciones. Porque acá es tan pertinente como válido insistir en el planteamiento de Marx: “Lo concreto es concreto porque es síntesis de múltiples determinaciones”.

Vale decir: no hay que irse por la tangente o “por las ramas” al analizar los procesos. Insístase: hay que profundizar en la génesis de la crisis, en sus diversas causas, en toda su complejidad y aristas.

Por tanto, en lo que concierne a los sectores que en el PDA se consideran revolucionarios, como el PCC y el MOIR, válido es preguntarse: - No constituyó error abrir el Polo a un sector o partido como la ANAPO, cercana desde el punto de vista ideológico-político al conservatismo y además con evidentes lastres de clientelismo y prácticas corruptas. Incluso: si alguien conceptuara como muestra de sectarismo o intolerancia el negarle entrada a la coalición, no era de elemental prudencia:   a) Fijar claras reglas para prevenir, controlar, sancionar y erradicar indeseables prácticas clientelistas y corruptas en el PDA.  b) Ejercer adecuado control político desde el Polo en sus instancias pertinentes, verbi gracia: el Comité de Ética; el Concejo Distrital a través de la bancada polista; nuestra representación partidaria.

…………………………………..

No para hacer un traslado mecánico pero sí para emplear un admisible símil, recuérdese que en el universo físico se habla de la entropía, conforme a la cual en todo sistema integral hay una tendencia  a la desorganización y el caos, tendencia que se ha de contrarrestar (Si un ser vivo no se alimenta, perece; un inmueble abandonado, colapsa; un vehículo sin mantenimiento termina en chatarra).

De ahí que en todo proceso, organización, sistema social, sea imprescindible la permanente auto-observación, análisis crítico-autocrítico, evaluación y control, ajustes y rectificación.

………………………………………..

Infortunadamente, así como en las personas -quizás por su estructura primigeniamente egocéntrica- hay poca tendencia a la observación autocrítica, de similar manera en las organizaciones y procesos hay poca disposición para la autoevaluación crítica.     Éllo puede ser -y en efecto en tantas ocasiones ha sido-  funesto.

Tenemos no solo el derecho sino el deber de reversar tan perniciosa tendencia. Para así desplegar la crítica fundada en lo necesario. Pero también, imprescindible y corajudamente, hemos de asumir y desplegar la autocrítica. Que puede ser constructiva e incluso salvadora… en lo personal, en lo organizacional, y en los procesos emancipatorios de todo tipo de cadenas.

Para el Colectivo Walter Benjamin,

Fraternalmente,

 

Julio  Roberto Caneva Rincón

 

Bogotá D.C., 5 de noviembre de 2012

 

SESIÓN 23 10 12, DEL COLECTIVO: MANE

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Escrito por FUNDACIÓN WALTER BENJAMIN, COLOMBIA Lunes, 22 de Octubre de 2012 20:21

MESA AMPLIA NACIONAL ESTUDIANTIL (MANE)

Nancy Delahoz

Analizar el momento histórico de este movimiento social significa entender las implicaciones del capitalismo globalizado, a qué necesidad responde la declaración de la MANE y qué se pretende hacer con este documento. Tal vez no encontremos estas respuestas en el texto, pero es importante para la discusión, para las intervenciones.

 

Antecedentes Histórico-Políticos

Ubicar con textualmente este movimiento social, requiere revisar la conflictividad que lo determina históricamente.

Una cronología de los movimientos estudiantiles muestra el primer asesinato de un estudiante en la ciudad de Bogotá en el año de 1929 en una protesta estudiante que conmemoraba un año de la masacre de las bananeras. Tenemos 18 años antes que emerjan nuevamente las movilizaciones; estas se dan en 1948 tras el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán. Luego se movilizan los estudiantes contra la dictadura de Rojas Pinilla del 1954 a 1959, en ese momento la idea fue desobediencia a la dictadura y protestas por asesinatos a estudiantes.

Con base en lo anterior se da el surgimiento de organizaciones estudiantiles de tendencia liberal. Con la derrota de Batista en Cuba el movimiento estudiantil se liga a movimientos obreros y campesinos MOEC y la CEUC Y UNEC en clara oposición al gobierno. De 1960 al 1969; Se crea el Frente Unido de acción revolucionaria (FUAR) que busca autonomía universitaria y reformas a pensum académico, en consecuencia se generan enfrentamientos con el ejercito en la costa Atlántica, se forman consejos estudiantiles y se reintegran los estudiantes expulsados a causa de sus participación en la protesta social.

En ese periodo también aparece el frente unido Camilo Torres y las divisiones entre vertientes Castristas, Soviéticas y Maoistas. Esta dinámica es conocida como la radicalización del movimiento estudiantil. Paralelo a ello surge el movimiento estudiantil Francés (Conocido como movimiento contracultural, el cual se enmarcaba en la lucha contra la energía nuclear, y el consumismo lo que significo el asenso del ambientalismo) este movimiento influye en el movimiento estudiantil junto con el fraude electoral de Misael Pastrana, hechos que generan la radicalización de las luchas. Esto decanto en el cierre de la universidad por dos años, e implico que la lucha armada fuera valorada como una opción de lucha social y política.

En el 1973 El asesinato de Allende activa el movimiento, aparecen nuevas articulaciones del movimiento estudiantil con los movimientos campesinos ANUC, y también hay una gran actividad alrededor de las luchas guerrilleras y de partidos de izquierda con sus secuelas de persecución política. A partir de los 80 y hasta mediados de los 90 se da un periodo de resistencia. La universidad afronta secuestros, masacres, ocupación de sedes, nuevos cierres, y reformas universitarias.

El contexto a las luchas universitarias esta dado además por la política contra insurgente, en la profundización de la guerra de baja intensidad y el auge de la economía narcotraficante.

En 1991 se gana la educación como derecho desde la reforma constitucional. Aparece en pleno el neoliberalismo generando la extrema mercantilización de la misma. Continúa la resistencia estudiantil e inicia la expresión de los movimientos antisistema. Temas feministas, anarquistas, ecologistas, aparecen en la escena política de igual manera el multiculturalismo como reconocimiento trasciende al movimiento estudiantil.

En 1997 se presenta el resurgimiento del movimiento sindical trayendo con este los paros cívicos que a su vez articulación el movimiento antisistema, gracias a ello se observa la lucha contra el Alca frente a la crisis económica, y se reactiva la defensa de la universidad publica.

Termina este periodo en el 2001 con la aparición de un nuevo paradigma de orden mundial, la política antiterrorista asociado al 11 de septiembre, provocando el exterminio de los movimientos estudiantiles que venían siendo sistemáticamente aniquilados desde mediados de los 80.

 

Incidencia de la crisis de capitalismo (Crisis del pensamiento y del pensar)

En la actualidad tras la agudización de la crisis económica, en la que se profundiza la descapitalización del sector publico y para el presente caso el educativo, aparece la MANE; iniciativa universitaria que se organiza renunciando a la atomización de que era preso el movimiento estudiantil, el cual venia respondiendo de forma espontánea, expresándose por ejemplo en lo que se denomino como “marchitis” contra el acto legislativo 01 de 2001 y el 02 de 2007. Este periodo se extiende hasta el 2010 es decir, cada semestre se marchaba contra la reducción presupuestal, problema que da vida e impulsa la actual coyuntura del movimiento estudiantil; esta por verse que tan propositiva es o si esta dominada por la resistencia al igual que décadas pasadas.

Analizar el movimiento hasta este punto permite plantear categorías dialécticas de lo “nuevo” y lo “viejo”. No entender esto puede llevar a crear ficciones, crear “nuevos sujetos” para desde ellos crear nueva historia como lo dice Zemelman, sería un auto engaño. Lo que significa que uno no pude ver solo contextualmente el movimiento sino que hay que integrar la historia a las comprensiones que se haga sobre este, la identidad del movimiento es el estudiantado en su contexto.

Por tanto habría que plantear al estudiar este movimiento social ¿Que se ha impulsado a su interior con la actual crisis del capitalismo? Podrían darse condiciones para las construcciones socialistas?. La MANE tienen como camino ser parte de la lucha general por un proyecto político incluido el socialismo o no?

 

Examinemos entonces la MANE

Se encuentra que convergen en la MANE estudiantes de universidades públicas y privadas que podríamos pensar es un elemento nuevo. Estarían según la Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios creando unidad en torno a demandas. La unidad e integralidad del sujeto llamado COMUNIDAD UNIVERSITARIA suma de estudiantes, trabajadores, profesores y pensionados. Estaría por establecer que incidencia, que formas organizativas y peso (densidad) tiene este proceso.

El movimiento así constituido piensa, busca una universidad Crítica, Creadora y Transformadora. Presupuestos que implican cambios que están por debatir y caracterizar a mediano y largo plazo, en el marco general de la conflictividad social. La lucha en busca de asignación de recursos, esta implícita en el fortalecimiento de un espíritu democrático que permita se den las integraciones necesarias a “un bienestar y la construcción de tejido social".

Los sujetos de la mesa se cohesionan en torno a un elemento trasversal que es la financiación, el Bienestar universitario; este es el mas sobresaliente elemento ya que sobre este se define el campo académico, lo institucional, lo llamado estamento universitario. "Bienestar para el desarrollo humano y la formación integral". El movimiento se reclama entonces democrático y humanista. Los análisis de la mesa conducen a diagnósticos y “apuestas” consignados en listas, puntos y numerales. El análisis necesario en este momento sería en términos de compromiso de los individuos en el plano de la construcción de pensamiento y vencimiento del individualismo. Llevar el sujeto a pensar mas allá del diagnostico. Un diagnostico correcto sin los sujetos (individuales) capaces de sostenerlos y llevarlos a la práctica, nos lleva al tema de la conciencia; el tema dialectico Construcción/Conciencia; Inteligencia/Voluntad que finalmente es el soporte de las luchas sociales.

La falta de garantía de futuro para la nueva generación exige más que nunca que el movimiento construya sus circunstancias, su dimensión afectiva, sus referentes lógicos. Lo que nos hace preguntarnos: ¿El movimiento movilizo el pensamiento? ¿supero el espontaneismo? Esto deberá ser debatido pues lo que esta en juego es la universidad transformadora, ya que lo que se tiene desde el neoliberalismo es que la llamada universidad, obliga a pensar de cierta manera lo cual tiene que ser trasformado para trasformar la universidad y esto se revierta en la sociedad

 

Construcción de Historia y Rescate del sujeto

1. La MANE se remite y nos remite a la pregunta ¿que esta sucediendo con las políticas gubernamentales? e implícitamente ¿Que sucede con las clases dominantes y con las clases subordinadas?; Ya que señala al sistema político, al neoliberalismo y con el la des- financiación de la educación como el responsable del caos y la perdida del bienestar estudiantil, además de la viabilidad del acumulado histórico del sector universitario.

2. Los antecedentes del Caos desplegado por las políticas educativas, según Mariana Ríos  están dados desde crisis de la universidad del Atlántico, donde se aplicó la ley de quiebra  y se entra en la lógica de mejorar ingresos esto es “autonomía financiera”, se le pide a la universidad aumentar su cobertura sin aumento presupuestal ni de infraestructura y se imponen las políticas de calidad neoliberales como el sistema de créditos y actualmente las denominadas pruebas saber pro. En este contexto se suben las matriculas el 200% y se sobrecargan las universidades con el pasivo pensional. Entre otras medidas neoliberales.

3. El movimiento reconoce la contradicción entre gozar de un derecho y adquirir un servicio y reconoce el carácter político de la intervención del estado a través de la reforma educativa (ley 30). En este sentido analizan las políticas de globalización y transnacionalización, deuda externa y otras políticas económicas, en las que resulta endeudado el estudiante y lucrados el mercader que ofrece el servicio y el sector financiero al que esta sujeto el estudiante.

4. La relación sociedad universidad tal como esta dada afecta la autonomía, se afecta la relación del ser humano con Dios, se pierde excelencia académica y con ella un mejor país, se afecta la capacidad crítica analítica y trasformadora de la universidad Colombiana. Mariana Ríos ubica esta relación en el marco de múltiples reformas que han venido dándose por ejemplo el plan de desarrollo de Pastrana, reforma distrital, ambos temas de carácter político que terminan ofertando la educación como un servicio.

Ahora bien, más allá de resultar en la venta de un servicio se da el desvió de los dineros que corresponden a la educación hacia la guerra. Por ello parte de la lucha estudiantil presenta la propuesta, la necesidad de terminar con el conflicto para crear el bienestar estudiantil. Este análisis nos lleva a la necesidad de un cambio estructural que supere las propuestas de reforma. Se aborda también en este punto la deuda externa e inversión extranjera que son elementos que podrían considerarse anticapitalistas por lo menos. Sin embargo la MANE básicamente coordina, articula, plantea una plataforma, un pliego, un programa mínimo (Rios).

5. El carácter organizativo del movimiento se dice democrático, según Ríos, convergen en la MANE todas las universidades públicas, 80 privadas, el SENA y escuelas tecnológicas. Se llega a decisiones por consenso, discusiones en plenaria, si no se llega a consenso se va a los espacios locales. Comités operativos resuelven el disenso, allí hay delegados de cada institución. Se debe en este punto precisar que estos agrupamientos de sujetos, en esta manera de accionar, pueden dar una aproximación de lo que se considera alianzas, alineamientos, que confrontan y se constituyen en sus luchas como una fuerza social.

6. La MANE también debate sobre la necesidad de determinar marcos de soberanía con miras a la trasformación de la sociedad; en este sentido entiende que políticas neoliberales que vienen impulsándose fuertemente como la llamada Excelencia Académica y homogenización de la educación, dentro de los parámetros de calidad, baluarte neoliberal, excluye saberes populares lo cual es entendible con la misma existencia de la universidad como institución y reduce los sentidos a elementos sin categorías utilizables en la transformación de la sociedad, solo queda la educación estándar; la universidad como herramienta de compra-venta en manos de la técnica administrativa que se fundamenta en la Híper-especialización del conocimiento científico.

Finalmente conocemos que la MANE continua su actividad aunque menos publicitada, y ha llevado hasta el congreso una propuesta de reforma alternativa a la ley treinta, lo que nos lleva a pensar si ha tomado para si el ejercicio de la política.

   

Página 4 de 6